El PP de Madrid apuesta por Aguirre y González mientras Rajoy prolonga el misterio

Los tres quebraderos de cabeza de Rajoy para las municipales y autonómicas

Según las encuestas internas encargadas por el PP y los posteriores estudios realizados, el foco de los populares en campaña y precampaña tienen nombres y apellidos muy concretos

Los tres quebraderos de cabeza de Rajoy para las municipales y autonómicas
Mariano Rajoy. PD

Mucho tendrán que remar los hipotéticos candidatos populares para mantener los resultados de los últimos comicios

Madrid, Castilla la Mancha y las ocho capitales andaluzas. Estos son los tres objetivos ambiciosos del PP y de Mariano Rajoy para las próximas elecciones municipales y autonómicas de mayo.

Según las encuestas internas encargadas por el PP y los posteriores estudios realizados, el foco de los populares en campaña y precampaña estará centrado en esos objetivos.

Una tarea difícil por no decir imposible dadas las circunstancias, las encuestas y el panorama electoral, con la irrupción de Podemos, que tiene por delante el PP.

Pero Mariano Rajoy está dispuesto a poner toda la carne en el asador de estas comunidades y municipios para mantener un poder hasta ahora inédito en los populares.

Tanto es así, que de mantener esas plazas, nos decía un destacado miembro de la dirección popular, la victoria electoral en las generales estaría garantizada.

La campaña electoral se centrará en esos objetivos, pero mucho tendrán que remar los hipotéticos candidatos para mantener los resultados de los últimos comicios.

En la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento las encuestas siguen diciendo que el PP no alcanza la mayoría absoluta.

Que la previsible coalición postelectoral del PSOE con la IU de Tania Sánchez, la cual aglutinará el voto de Podemos, podrá desbancar el gobierno de la Comunidad.

Desde Génova saben que en Madrid se la juegan, y que es fundamental elegir bien al candidato o candidata a la alcaldía porque el municipio de Madrid es el que arrastra los votos para la Comunidad.

Si se gana en Madrid capital por mayoría absoluta, se gana también el gobierno regional por mayoría absoluta, la única forma de impedir una coalición PSOE-IU-Podemos.

Ese candidato clave puede estar en la figura de Esperanza Aguirre, quien ya se ha postulado oficialmente y se lo ha comunicado a Rajoy.

El problema es que Presidente del Gobierno lo tenía claro antes de verano y no veía con malos ojos el retorno de Esperanza Aguirre, pero ahora las cosas han podido cambiar y las encuestas internas del PP tampoco dan la mayoría absoluta ni con Esperanza Aguirre como candidata.

En Castilla la Mancha la situación es diferente. El territorio Cospedal ha pasado por altibajos en el último año y aunque el desgaste del PP ha ido en aumento, la victoria de los populares en ciudades clave como Ciudad Real y Albacete podrían otorgar de nuevo la mayoría a la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

Sólo Jaén, Málaga y Cádiz se pueden salvar para los populares

El verdadero reto lo tiene el PP en las capitales de provincia de Andalucía. Los pronósticos que manejan la propia dirección popular de Andalucía hablan, en su escenario más pesimista, que el poder actual dominador absoluto de las ocho ciudades podría quedar reducido a tres.

En el resto, aunque el PP seguirá siendo la fuerza más votada, perdería la mayoría absoluta. Aun así, todos los alcaldes actuales repetirán como candidatos.

El regidor de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, uno de los más valorados actualmente y de mayor peso político en el PP de Andalucía, es el que más posibilidades tiene de revalidar la mayoría absoluta en la capital jienense a pesar de las trabas denunciadas por él mismo que le ha puesto la Junta de Andalucía en toda la legislatura.

En parecida situación está Teófila Martínez la veterana alcaldesa de Cádiz, y el también experimentado alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

El resto de capitales, incluida Sevilla con Juan Ignacio Zoido al frente, tienen todas las alarmas encendidas. Reconocen los populares que el resultado de 2011, cuando se produjo el voto de castigo a Zapatero, es casi imposible de repetir, aun así confían en que IU baje en intención de voto y dificulte la suma con un PSOE que no termina despegar en ninguna capital andaluza importante.

Con todo, lo que si veremos en la próxima precampaña y campaña electoral es a Mariano Rajoy viajando a Andalucía casi todos los fines de semana.

NOTA.– Pinchar para leer artículo en ‘El Semanal Digital’.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído