SE EXAMINA EN EL CONGRESO

Familia y clase media centran los golpes de efecto que va a dar Rajoy

El presidente afronta desde este martes su último Debate sobre el Estado de la Nación de la legislatura en mejor momento de forma que nunca gracias a la recuperación económica

Familia y clase media centran los golpes de efecto que va a dar Rajoy
Mariano Rajoy. PD

La recuperación económica en la que está inmersa España -lenta, eso sí- ha situado muy altas las expectativas en torno al discurso del presidente del Gobierno de este martes en el Debate sobre el Estado de la Nación. Que además es el último de la legislatura y el primero para Pedro Sánchez.

Durante las últimas horas el entorno de Mariano Rajoy se ha ocupado de contar extraoficialmente que éste no irá de manos vacías al Congreso, sino que se guarda algún as en la manga para el tramo final de su mandato, el de menos apreturas en el presupuesto.

Se espera de hecho que presente «importantes anuncios» en materia social y económica, aseguran desde el Gobierno, con especial atención a la clase media, la creación de empleo, el desarrollo del Plan de Familia y el apoyo al Tercer Sector.

En este sentido, una de las medidas estrella parece que irá destinada a la gratificación por hijo, bien vía IRPF u otra. No obstante, será una medida alejada del famoso cheque bebé que José Luis Rodríguez Zapatero impulsó en el debate de 2007 y luego tuvo que suprimir por la crisis. Ello, unido a la reciente aprobación de la reforma de la ley del aborto, supone un nuevo guiño al electorado más tradicional del PP.

La máxima de Rajoy, apuntan desde La Moncloa, es «devolver» en parte a los ciudadanos los sacrificios y esfuerzos realizados durante la crisis en el primer debate que se enmarca en un contexto de recuperación económica.

La intención del Gobierno es poder aprobar en el Consejo de Ministros del siguiente viernes, 27 de febrero, algunas de estos anuncios concretos avanzados por el presidente. «Habrá medidas a corto y a medio plazo», adelantan.

Además aprovechará su intervención para defender las 70 medidas en la lucha contra la corrupción que presentó en noviembre, así como para desarrollar algunas de las iniciativas, incluidas en este paquete, que aún no se han concretado en leyes como la de enjuiciamiento criminal.

El PP espera mucho de este debate al que Rajoy confiere tradicionalmente gran importancia y que redacta año tras año junto a Pedro Arriola. De hecho su preparación ha obligado a un nuevo parón en el proceso de designación de candidatos, como ya informó El Semanal Digital. La semana pasada no se convocó reunión del Comité Electoral.

El portavoz del Comité de Campaña de los populares, Pablo Casado, destacó que será una cita muy importante, después de una legislatura reformista y con los compromisos electorales cumplidos. Así, se mostró convencido de que el presidente va a poner en valor los esfuerzos de los españoles, «que merecen la pena» y que han servido para que, por segunda vez en democracia, saquemos al país de la crisis en la que nos ha sumido un gobierno de izquierdas.

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, cargó este lunes contra el discurso de Rajoy sin haberlo escuchado aún. Según él, se basará en «mentiras».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído