El líder del PP tiene un plan para forzar un acuerdo con Sánchez.

Mariano Rajoy guarda una ‘bala de plata’ para dispararla en el último minuto

Hasta el momento siempre ha recibido un 'no' por respuesta a la hora de abordar cualquier asunto relacionado con la investidura

Mariano Rajoy guarda una 'bala de plata' para dispararla en el último minuto
Mariano Rajoy, líder del PP. PD

Rajoy mantiene un canal indirecto de interlocución con el líder del PSOE que nunca ha dejado de funcionar en estos meses

Mariano Rajoy hará en los próximos días un último intento para buscar un acuerdo político con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que permita conformar una gran coalición y evite la repetición de las elecciones generales el próximo 26 de junio.

El presidente del Gobierno en funciones y líder del Partido Popular, va a hacer esta semana las gestiones necesarias para ofrecer a Sánchez un pacto in extremis que permita poner de acuerdo a PP y PSOE -sin descartar a Ciudadanos- antes de que el rey Felipe VI inicie el lunes que viene la ronda de consultas con los partidos políticos con representación parlamentaria.

En el Ejecutivo son conscientes de la dificultad que entraña alcanzar un acuerdo de tales características en apenas una semana cuando no ha sido posible en los tres meses anteriores.

Sin embargo, no tiran la toalla y, por eso, van a trasladar el mensaje a Sánchez de que la gran coalición es la mejor manera de evitar que los españoles tengan que votar otra vez.

Rajoy mantiene un canal indirecto de interlocución con el líder del PSOE que nunca ha dejado de funcionar en estos meses, a través del cual le ha hecho llegar propuestas para sentarse a hablar. Sin embargo, asegura que hasta el momento siempre ha recibido un ‘no’ por respuesta a la hora de abordar cualquier asunto relacionado con la investidura.

El diálogo entre los líderes de PP y PSOE sólo ha sido posible para tratar cuestiones internacionales como la crisis de los refugiados y la cumbre del Consejo Eurpeo. Sólo en esos casos Sánchez ha aceptado hablar con Rajoy, para lo que según las fuentes consultadas por Servimedia ha sido necesario realizar gestiones previas que garantizasen que la conversación iba a producirse.

Para hablar de la investidura, Rajoy se queja ante los suyos de que Sánchez ni siquiera le coge el teléfono. Pese a la negativa constante del líder socialista, no ha dejado de sondear cada lunes si el segundo candidato más votado en las urnas el pasado 20 de diciembre estaba dispuesto a hablar con él.

Esta semana lo volverá a intentar por última vez e incluso no descarta lanzar una oferta pública a Sánchez para demostrar que, si no hay acuerdo entre los dos grandes partidos, es porque el secretario general del PSOE se ha negado desde la misma noche de las elecciones generales de diciembre.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído