Desde el hombre que posa junto a un agente ataviado con una nariz de payaso, a los que se fotografían subidos a un furgón...

Las escenas del infame acoso a la Guardia Civil de los separatistas más desatados

Varios vehículos de la Benemérita han sido zarandeados y han sufrido pinchazos y roturas de lunas

Las escenas del infame acoso a la Guardia Civil de los separatistas más desatados
Un manifestante se fotografía junto a un agente con una nariz de payaso TW

Por si fuera poco las condiciones que tienen que soportar en Cataluña de cara al 1-0, los agentes de la Guardia Civil que velan en Cataluña por mantener el orden constitucional, la ‘rebelión de las sonrisas’ tiene su cara más amarga en las vejaciones, humillaciones y tropelías que sufren por parte de los furibundos independentistas en las calles. (La humillación en Cataluña de 40 guardias civiles de élite ‘metidos’ en sacos de dormir).

Lo de las decenas de manifestantes exaltados que intentaron impedir sin éxito este miércoles 20 de septiembre de 2017 que la Benemérita abandonara las instalaciones de la Consejería de Exteriores, la de Raúl Romeva, varios vehículos de la Guardia Civil han sido zarandeados y han sufrido pinchazos y roturas de lunas.

Según recoge ‘EsDiario‘, a pesar de que la CUP ha difundido una circular en la que llama a los manifestantes a una «resistencia pacífica», nada ha dicho de provocar a los agentes con instantáneas como la que encabeza esta información, en la que un manifestante se fotografía junto a un agente con una nariz de payaso.

 


En las redes sociales se ha desencadenado un movimiento de apoyo a la Guardia Civil, con mensajes llegados de toda España en reconocimiento de la labor desempeñada por inicialmente un centenar de efectivos, como recuerda la Unión de Oficiales de la Guardia Civil en un comunicado enviado a la prensa que dice:

«Cómo es posible que sean 100 guardias civiles, a día de hoy, los que están realizando un trabajo incuestionable en defensa del cumplimiento de las leyes, mientras que los mossos con 17 mil agentes parecen estar coartados por la politización de su cúpula de mando».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído