Santamaría resta valor a las consecuencias de una ley "que no existe"

El Gobierno carga contra el discurso del acabado Puigdemont: «Es de alguien que no sabe dónde va»

Convocado un consejo de ministros extraordinario para este miércoles

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha cargado duramente este martes 10 de octubre de 2017 contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, por querer «imponer una mediación» ante la crisis abierta en Cataluña sin «volver a la legalidad». (Así es la declaración de independencia firmada por los trileros separatistas).

Según ha recalcado, el diálogo debe producirse dentro de la ley y respetando las reglas del juego. (¡Al suelo todo el mundo! El golpista Puigdemont declara la independencia pero la suspende para «negociar»).

Así se ha pronunciado en una breve comparecencia -sin preguntas– en el Palacio de la Moncloa para valorar la sesión en el Parlamento de Cataluña, en la que Puigdemont ha solicitado suspender los efectos de la declaración de independencia si se abre una etapa de diálogo con mediadores internacionales. (Arrimadas pasaporta la ambigua declaración de Puigdemont con una estocada letal).

La vicepresidenta ha criticado que Puigdemont haya llegado «tan lejos» y haya embarcado a Cataluña «en el mayor nivel de tensión» e «incertidumbre» de su historia. «El discurso que ha hecho hoy es el de una persona que no sabe donde está, a dónde va y con quien quiere ir», ha enfatizado.

En este sentido, ha dicho que el Ejecutivo del PP no puede aceptar que se dé «validez» a la ley del referéndum, porque está suspendida por el Tribunal Constitucional, al tiempo que ha añadido que la Generalitat no puede asumir el resultado del 1 de octubre porque fue «un acto ilegal y fraudulento», sin «las más mínimas garantías».

Igualmente, Sáenz de Santamaría ha subrayado que «no es aceptable» que en el Parlamento catalán se constate «por parte de nadie que la mayoría de los catalanes desean un Estado independiente en forma de república». «Por tanto, ni el señor Puigdemont ni nadie puede sacar consecuencias de una ley que no existe, de un referéndum que no se ha producido y de una voluntad, la del pueblo de Cataluña, de la que una vez más quieren apropiarse», ha resaltado.

Es más, la vicepresidenta del Gobierno -que ha seguido la sesión del Parlamento de Cataluña con Rajoy en el Palacio de la Moncloa– ha manifestado que ni el presidente de la Generalitat «ni nadie» puede «pretender tampoco, sin volver a la legalidad y a la democracia, imponer una mediación».

«El diálogo entre demócratas se hace dentro de la ley, respetando las reglas del juego y no inventándolas a su voluntad», ha espetado al presidente de la Generalitat, que esta noche ha firmado junto a Junts pel Sí y la CUP una declaración por una futura independencia.

Consejo de Ministros este miércoles

Por todo ello, ha anunciado que el jefe del Ejecutivo ha convocado este miércoles a las 9.00 horas un Consejo de Ministros extraordinario para analizar los próximos pasos a dar tras la situación abierta en Cataluña. Por la tarde, comparecerá en el Congreso de los Diputados para hablar de esta cuestión.

Sáenz de Santamaría ha dicho además que Rajoy está en contacto con los principales líderes políticos porque quiere el «máximo consenso». De hecho, esta misma noche, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se ha desplazado a Moncloa para tratar con el jefe del Ejecutivo cómo responder a la comparecencia de Puigdemont.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído