Política
La ministra de Economía, Nadia Calviño. EF

"Quien tiene boca, se equivoca", dice un viejo aforismo español. Y quien habla mucho, sobre todo si es político, termina metiendo la pata.

Algo así ha hecho este 11 de septiembre de 2018 la habitualmente prudente y comedida Nadia Calviño (La bromita sexista de Wyoming con los cutis de Montón y Cifuentes que volverá a quedar impune).

La ministra de Economía se ha referido este martes en pasado a la labor de su compañera en el Consejo de Ministros, Carmen Montón, la titular de Sanidad, en la cuerda floja tras salir a la luz sus irregularidades en la obtención de un máster sobre género que cursó en el controvertido Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos, el mismo que organizó los máster de los ‘populares' Cristina Cifuentes y Pablo Casado.

"Creo que ha sido muy rápida en salir a dar explicaciones. Yo no las he escuchado y por tanto no puedo comentar. Sí puedo decir que desde la perspectiva de su labor como ministra ha sido... está siendo absolutamente extraordinaria y es impresionante ver la cantidad de iniciativas que ella ha liderado y en las que está invirtiendo toda su energía".

Eso ha comentado Calviño en un desayuno informativo tras ser preguntada por la polémica que envuelve a Montón (¡Pufo!: Las notas de la ministra Montón fueron manipuladas tras terminar el master).

En el mismo foro, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha limitado a señalar, a preguntas de la prensa, que Montón ha respondido de nuevo este martes en una entrevista de radio a todas las cuestiones que se le han planteado sobre esta cuestión.

Por su parte, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha respaldado las explicaciones de Montón y ha anunciado que ésta comparecerá a petición propia en el Congreso "porque no tiene nada que esconder" (Sánchez no sólo no hace dimitir a Montón si no que además se pone chulo con los periodistas: "Creo que he sido bastante claro...").

En declaraciones en el Congreso, la portavoz parlamentaria del PSOE ha hecho hincapié en que el caso de Montón no tiene "nada que ver" con el del presidente del PP, Pablo Casado, y ha defendido que con la socialista no ha existido trato de favor por parte de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

"Ella es una persona seria y rigurosa, que ha demostrado que hizo en todo momento lo que se le exigió y que no tuvo trato de favor, y ella no es consciente de tenerlo sino que hizo lo que le exigía la universidad".

Mientras, el socio principal del Gobierno eleva la presión sobre Pedro Sánchez para que tome una decisión.

Así, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha asegurado este martes que la situación de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, es "insostenible", después de que la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) haya constatado que hubo cambios en las notas registradas en el expediente del máster que cursó la ahora ministra.

Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, ha advertido de que Montón, se ha convertido en un problema para el presidente del Gobierno porque "evidencia la doble vara de medir del PSOE".

Y ell secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha pedido este martes que "se investigue qué ha pasado en las universidades públicas y si hay una red o una trama para dar un trato de favor a esos viejos políticos".

Para Villegas, las explicaciones que ha dado la ministra "no han sido capaces de convencer a nadie, ni siquiera a su propio partido" y ha asegurado:

"Ya no estamos solo ante un caso Casado o un Caso Montón, estamos ante un caso de corrupción en las universidades públicas para favorecer a los políticos de los viejos partidas y hay que llegar hasta el final".