Política
Albert Rivera acorrala a Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. EP

En La Moncloa no les llega la camisa al cuello. Este 12 de septiembre de 2018 era la fecha señalada por Pablo Casado, su estreno en la sesión plenaria del Congreso como presidente del PP, pero el protagonista de la jornada ha sido Albert Rivera.

El presidente de Ciudadanos dejó literalmente noqueado al líder del PSOE al poner en duda, por sorpresa y con cointundencia, la 'honestidad' de su tesis doctoral

Rivera atacó sin piedad a Sánchez y consiguió su objetivo:

"Señor Presidente, hay dudas razonables sobre la publicación de su tesis doctoral porque usted es de las pocas personas que hace una tesis y la oculta. Y si eso coincide con el veto a una ley que obliga a publicarla, hay dudas razonables. Y yo le pido, para disipar cualquier duda, haga pública su tesis, ¡acabemos con la sospecha!"

Aturullado, tenso, inseguron y demudado, Pedro Sánchez articuló una respuesta que  se ha revelado como una mentira desde la primera sílba a la última.

Afirmó ante todos los diputados que su tesis doctoral está colgada en Teseo, la base de datos de tesis doctorales del Ministerio de Educación.

Es este mismo servicio del Ministerio el que le ha delatado. Porque en Teseo únicamente figura la ficha técnica del trabajo, pero desde ahí no se puede acceder a su contenido, de más de 300 páginas y que lleva por título Innovaciones de la diplomacia económica española: análisis del sector público (2000-2012).

Para hacer esto último, es necesario rellenar un formulario de la Universidad Camilo José Cela y que el centro autorice su consulta.

A mayores, únicamente es posible consultarla in situ, en la biblioteca de la universidad, situada en la localidad madrileña de Villanueva de la Cañada.

La Universidad no permite sacar la tesis de las cuatro paredes de su biblioteca, y mucho menos fotocopiarla. Únicamente tomar notas. Es un ejemplar "no prestable", según figura en el buscador de tesis de la web del centro.

Todo ello lo comprobó un periodista de ESdiario que el 2 de diciembre de 2015 acudió a la Universidad Camilo José Cela con el fin de consultar la tesis que al presidente le valió el doctorado en Economía y Empresa. 

Ésta parte de la hipótesis de trabajo de que "durante el periodo 2000-2012, el conjunto del sector público español ha innovado sus instrumentos de diplomacia económica con el fin de respaldar el proceso de internacionalización que atraviesan su economía y tejido empresarial".

De ésa y de que "la globalización ha provocado la fragmentación de la acción exterior, que ya no monopoliza el Estado Nación, y que comparte con otros actores públicos y privados que interactúan configurando un nuevo marco de relaciones internacionales"

A partir de ahí, y como contó este periódico entonces, lo más llamativo es que incluye algunos elogios a la gestión de Mariano Rajoy. Así pues, en la tesis considera una de las "acciones más innovadoras" del Ejecutivo del PP una serie de medidas como la creación del Alto Comisionado de la Marca España, la realización de cursos de formación sobre economía y comercio para una parte de los embajadores destinados en países donde no hay presencia de oficinas económicas y sociales de España o el extender la formación de diplomáticos destinados en el extranjeros con conocimientos de finanzas.

También destaca la organización de sesiones de trabajo de embajadores y empresas españolas con intereses en sus países de destino y el envío regular de información a través de la Oficina de Información Diplomática sobre política económica y comercial y las acciones de las empresas españolas en sus zonas cuando éstas lo permitan, tal y como desgrana en las páginas 202 y 203.

Lo curioso es que el doctorando Sánchez incluyó las fechas de desarrollo de la Marca España, cuyo pistoletazo de salida se produjo en 2001, pero no mencionó ni una vez que en ese periodo gobernaba José María Aznar.