Política

Este viernes desfilarán por las calles de Madrid con motivo del desfile del 12 de octubre, 4.000 militares, 88 aviones y helicópteros y 152 tanques y tanquetas desfilarán, pero todo ese músculo militar quedará eclipsado por ella (¿Sabes por qué la Legión Española tiene una cabra como mascota?).

La de siempre. La protagonista de todos los años. La cabra de la Legión (Con este coraje machaca Ussía a los "mariquitas" y "tiorras teñidas" que han atacado a la Legión).

Nadie logra competir con ella, ni siquiera los rifirrafes sordos del rey Felipe y la reina Letizia en la tribuna de autoridades.

La importancia de su marcha caprina por el asfalto es tal que todo el Desfile acaba convirtiéndose en una fiesta en su honor. Su magnetismo no atrapa solo a los presentes en el desfile.

Son seguramente miles los españoles que, en su casa, se avisan al grito de "¡la cabra, la cabra!" para que toda la familia se ponga unos minutos frente a la televisión y disfrute con el paseo del animal. (La épica historia del legionario en el que se inspira la canción del «Novio de la muerte»).

Sin duda, serán los únicos minutos de atención que muchos españoles presten al Día de la Hispanidad, pero qué minutos. Hay que verla aparecer, digna y salvaje, entre el rumor de botas de la marcha veloz de los Legionarios.

Lleva sobre el lomo el emblema de la unidad a la que pertenece y también, cómo no, el chapirí (gorro legionario). Es una imagen gloriosa e inspiradora. Desde que empezó a desfilar junto a las tropas, allá por los años ochenta, reina sobre los recuerdos de los españoles.

Todos pensamos que el desfile sería mucho menos imperial si ella no está. Sin ella, en definitiva, España está perdida, según recoge Daniel Ventura Herranz en huffingtonpost.

No ha trascendido aún el nombre de la cabra (o el carnero) que desfilará este viernes, pero es seguro que logrará hacerse con un hueco importante en los afectos de los millones de patriotas que pueblan este país.

Hay que destacar, que ese hueco lo tuvo y lo sigue teniendo 'Pepe', la cabra que sirvió al país como mascota y heroína durante trece años. Fue rescatada del abandono por un grupo de legionarios en tierras de Huesca y sirvió con lealtad hasta el momento de su jubilación, en 2005.

El famoso 'Pepe' pasó sus últimos días en un refugio de animales en Andalucía y cuando la muerte llamó a su puerta, cruzó el umbral con la dignidad de los héroes: entre llamas y envuelta en la bandera de España. A su incineración pudieron acudir aquellos españoles de bien que lo desearon.

Para terminar, hay que señalar que indiscutiblemente, la cabra es hoy el símbolo de la Legión y del desfile del 12 de octubre. Pero no siempre fue así.

Monos, loros, perros, jabalíes e incluso un oso se han disputado el puesto a lo largo de la historia como mascota de los legionarios. Pero el triunfo ha sido suyo. Sólo hace falta mirarla para entender por qué.