Política

¡Qué gañán! Aunque algún malvado sugere en redes que no se trata eso sino de simple caradura.

Estas cosas pueden pasar si uno no conoce el protocolo, pero lo cierto es que ha resultado entre cómico y triste, la escenea vivida durante el besamanos real en la recepción con motivo del Día de la Hispanidad (Ni España ni los españoles se merecen a Pedro Sánchez y este Gobierno de mierda).

Pedro Sánchez y su mujer, tras darle la mano a los Reyes, se han colocado a su lado para dar las manos al resto de invitados, hasta que alguien de protocolo ha acudido presto a decirles "discretamente" que ese no era su lugar (Abuchean a Pedro Sánchez a su llegada al desfile de la Fiesta Nacional: "Fuera, fuera okupa").

Las caras de Pedro Sánchez y Begoña, eran un poema, pero un poema de los de "tierra trágame" (Presupuestos Sánchez-Iglesias: las cuentas de una nuev ruina para España).

Igualmente, como era de esperar, las redes se cachondean del momento, y ya hablan de la posibilidad de que tanto Sánchez como su mujer, se planteen sustituir a los Reyes en sus funciones. ¡De pena! (Luis Ventoso: "Sánchez llevaría a su abuela a una casa de empeños con tal de seguir una hora más en La Moncloa").