Política
La foto de la celebración del 80 cumpleaños de la Reina Sofía. FOTO: Casa Real.

Este pasado 2 de noviembre la Reina emérita doña Sofía cumplía su 80 cumpleaños y lo hacía rodeada de toda su familia, en una celebración preparada a conciencia por su hermana Irene de Grecia (La confidencia del rey Felipe y doña Letizia al toparse con el abanderado Pablo Iglesias ).

El evento contaba, además de con algunos amigos íntimos de la doña Sofía, con la presencia de toda la Familia Real, a excepción (por motivos obvios) de Iñaki Urdangarin (La infanta Cristina pega un tremendo palo a Pilar Eyre, deja en ridículo a 'Lecturas' y dice que no se divorcia de Urdangarin).

Aunque lógicamente el protagonismo era todo para la Emérita, que no defraudó con un emotivo discurso, las miradas estaban puestas de reojo en la Infanta Cristina y sobre todo en su posible interacción, después de muchos meses ignorándose, con su enemiga y cuñada, la Reina Letizia (La foto oculta de una desobediente princesa Leonor que amarga a doña Letizia por un dulce detalle).

Tampoco defraudó ese aspecto porque, pese a la idea de normalidad que se ha tratado de transmitir desde la Casa Real, lo cierto es que saltaron chispas entre ambas. Entre las dos mujeres y entre el sobrino de doña Letizia, Juan Valentín Urdangarin que no oculta ni disimula su animadversión hacia su tía por lo que entiendo un trato denigrante hacia sus padres los ex duques de Palma.

Según han señalado a Periodista Digital diversas fuentes próximas a La Zarzuela, la tensión se respiraba en el ambiente. Una verdad muy alejada de la única versión que hasta ahora había sido difundida por uno de los 80 invitados al evento que aseguraba que Cristina de Borbón y Letizia Ortiz se habían saludado afectuosamente poco antes de comenzar el almuerzo.( El regalo de doña Letizia a la infanta Cristina que ha emocionado a la reina Sofía).

Pero la situación fue radicalmente opuesta. Según las citadas fuentes, tanto doña Letizia como la Infanta trataron de evitarse y no se dirigieron la palabra durante toda la comida pese a que compartían mesa presidencial con el resto de la familia. Pero ocurrió lo inevitable después de los postres y cuando el ambiente ya era más distendido.

La Infanta Cristina no pudo evitar forzar un rápido encuentro con su cuñada para, después de un saludo protocolario y un rápido intercambio de palabras explotar contra doña Letizia y decirle alto y claro: "eres una impresentable", situación que no pasó a mayores por la intervención de Elena de Borbón que, según aseguran a Periodista Digital las citadas fuentes, cogía del brazo a su hermana para llevarla a otra estancia del palaciego salón de La Zarzuela.

El Rey Felipe VI no fue ajeno a este encontronazo que "divisó a una distancia prudente".

La situación fue de máxima tensión, pero sin embargo otras fuentes consultadas por PD no niegan el encontronazo entre doña Letizia y la Infanta Cristina pero restan importancia al incidente afirmando que se trata de un asunto "doméstico intrascendente y aislado".