MUJER FLORERO

Letizia la lía en la Casa Blanca por su agenda y acaba en bronca brutal con Felipe VI

Letizia la lía en la Casa Blanca por su agenda y acaba en bronca brutal con Felipe VI
El presidente de EEUU Donald Trump y la primera dama Melania con los reyes de España en la Casa Blanca. WH

La influencia de la Reina Letizia en la Casa Real, de la que ha gozado desde que fuese coronada reina consorte, se ha esfumado en cuestión de semanas. Hace solo unas semanas, la Casa Real (por decisión colegiada entre Felipe VI y su padre el Rey emérito Juan Carlos I) decidía apartar del llamado núcleo duro de Palacio a doña Letizia a raíz de la mala imagen y polémica generada tras publicarse las desafortunadas fotografías del trato denigrante que había tenido con la Reina Sofía evitando que se fotografiase con sus nietas durante la Misa de Pascua en Palma.

Alertada por el rechazo que generaba a la opinión pública estos comportamientos de Letizia, Casa Real tomaba esa decisión que lógicamente no era del agrado de la esposa del Rey. Y ya hay consecuencias de esta pérdida de poder, estatus e influencia.

Doña Letizia ha «sufrido» su nueva condición durante este viaje oficial a Estados Unidos. El papel de «mujer florero» se ha escenificado más que nunca con la división de la agenda. Mientras el Rey Felipe VI despachaba asuntos de Estado con Donald Trump en el despacho oval de la Casa Blanca, doña Letizia se ‘entretenía’ tomando el té con Melania Trump. Así se había acordado y así se transmitió a la Reina que montó el cólera por esta decisión «machista».

Así es, según han asegurado a Periodista Digital fuentes próximas a La Zarzuela, Letizia no tenía reparo en oponerse a esa agenda por considerarla «machista», tanto es así que llegaba a generar un problema diplomático, ya que además de ocultar su decepción por su «papel florero» expresaba su negativa a acudir a tomar el «té con pastas» a protocolo de la Casa Blanca.

Finalmente Casa Real intervino aclarando a la Reina que su acto con la señora de Trump se había pactado entre ambos cuerpos diplomáticos. Aun así doña Letizia insistía en su protesta, algo que provocaba -según las mismas fuentes- una tremenda bronca con el Rey Felipe VI. Un lío monumental pese a que la Reina conocía de antemano su agenda estadounidense.

Autor

Salomon Lush

Experto en redes sociales y especializado en información política y medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído