La bajada de pantalones del PSOE ante los independentistas le permite renovar la cúpula, meter en cintura a los díscolos y hacer un traje a medida a sus amigotes

En la tarta de RTVE del voraz Iglesias que cuesta mil millones meterán sus dedos hasta los ayatolás

El PP se desvincula del mangoneo y anuncia un recurso ante el Tribunal Constitucional

En la tarta de RTVE del voraz Iglesias que cuesta mil millones meterán sus dedos hasta los ayatolás
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez TW

Alea jacta est. Ahora solo falta ver quién le da la primera puñalada trapera al César, aunque visto lo que se cuece es harto probable que la traición se posponga al menos hasta las próximas elecciones, que no todo es cruzar el río Rubicón, y sí llevar a buen puerto los mil millones que le han caído del cielo a Podemos y que podrá repartir entre sus amigotes sin control alguno que valga. (Los ayatolás iraníes le suben el sueldo al fiel Iglesias por si lo condenan a la horca).

La Grande Bouffe está ya servida en RTVE, tras prepararse a fuego lento este miércoles 4 de julio de 2018 en el Parlamento, y no con pocas salpicaduras que han alcanzado hasta al ‘intocable’ Gabriel Rufián, -de la mano de una malencarada Noelia Vera, sustituta de Irene Montero, como puede verse en el vídeo bajo estas líneas-, dejando quemados al PP, a quien no le ha quedado otra que ir a ver si arreglan el desaguisado en el Tribunal Constitucional. (La sacudida a Sánchez por enchufar en Correos a su ex mano derecha con un sueldo que no es de recibo).

Pero al final todos se han limpiado los morros con gusto en un primer ensayo de lo que les espera, y en lo que es la primera iniciativa relevante que Sánchez somete al examen de las Cortes y que ha sido aprobada: la renovación de la cúpula del ente público.

El PSOE y sobre todo Podemos tienen así barra libre, tras llenarle la copa de sus ambiciones a los hasta ahora abstemios nueve diputados de ERC, y de los ocho del PDeCAT, tras el descorche de la lista de los nuevos consejeros presentada por el PSOE, Unidos Podemos y el PNV que ha necesitado los votos de los cuatro diputados de Compromís para superar la elección, -mientras los 32 diputados de Ciudadanos abandonaban cabreados el hemiclo-, y que queda así:

Tomás Fernando Flores, actual director de Radio 3, que ha sido propuesto como presidente de RTVE, y a quien acompañarán en los enchufes  Rosa María Cascajosa, Juan José Baños Loinaz, Concepción Cascajosa, Cristina Fallarás, Víctor Sampedro, Isabel Cerrada, Rosa María Artal, Fernando López Agudín, Josep Lluis Micó y Juan Tortosa. De los 312 votos emitidos, 131 fueron nulos y tres en blanco.

La vicepresidenta Calvo ha defendido durante el debate la necesidad del decreto ante el bloqueo parlamentario, que a su juicio ha impedido activar el concurso público.

Sea como fuere, hay una tarta sobre la mesa a repartir que vale mil millones de euros que gestionará Podemos junto al PSOE: la contratación de nuevo personal y el reparto de mandos entre los amigos estará a la orden de día, así como los jugosos contratos con las productoras externas que realizan programas para la televisión pública.

Tal es el caso de 360 Globalmedia SL, que se encarga de los programas del líder morado en Hispan TV, financiada por los ayatolas iraníes que se encargan de colgar de grúas a los homosexuales y de lapidar adúlteras. Y también, cómo no, y entre otros, del que dirige el cofundador del partido donde manda el mentado, el histriónico Juan Carlos Monedero.

La desopilante propuesta de Inda para la podemizada RTVE

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído