La titular de Justicia se convierte en la primera ministra del Gobierno de Pedro Sánchez en ser reprobada

Los malos humos de la ministra Delgado en el Senado durante su incineración política

Carga de profundidad del PP en las preguntas de la sesión de control al Gobierno, donde cambió el orden del día

Lo de este martes 25 de septiembre de 2018 en el Senado ha sido tan solo el aperitivo de la difícil digestión que le espera a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, este miércoles en el Congreso, donde se pedirá su cabeza. (Justicia desmiente a la ministra Delgado: sí se refería a Marlaska al llamarle «maricón»).

El PP no se anduvo con medias tintas, y cambió el orden del día para debatir y votar la reprobación de la ministra, cuyo resultado fue el previsto: PP, Ciudadanos y Foro Asturias lo refrendaron con sus 149 votos, contra los 82 de la mayoría de los socios de la moción de censura. (La izquierda mediática estalla por el ataque «a la vida privada» de Delgado… salvo si las víctimas son el PP o Urdangarin).

En teoría era por su gestión del apoyo jurídico y económico al juez Pablo Llarena, al que el independentismo busca encausar ante la justicia belga, pero se llevó lo suyo perdiendo los papeles al borde de un ataque de nervios después de que se filtraran nuevos audios grabados en una comida que compartió en 2009 con el comisario jubilado José Villarejo, donde llama «maricón» al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. (Sánchez se escuda en la monarquía para defender a Delgado ante el «chantaje de Villarejo»).

Tras manifestar el líder de Podemos, Pablo Iglesias, principal apoyo del Gobierno, que no ve el mismo futuro para la ministra de Justicia:

«Alguien que se reúne de manera afable con un personaje de la basura de las cloacas de Interior en nuestro país debe alejarse de la vida política porque hace daño a la mayoría que protagonizó la moción de censura».

las cosas no pintaban nada bien, aunque nadie se esperaba el espectáculo que aguardaba a los presentes en el Senado: gritos, abucheos y descalificaciones varias.

A la ministra la sacó especialmente de sus casillas la senadora popular Esther Muñoz, que además es portavoz en la comisión de Justicia de la Cámara Alta, quien la llamó «todavía ministra», acusándola de mentirosa, y quien ha finalizó su intervención instando a Delgado a que «dimita ya» .

«No le voy a contestar porque usted no lo merece», dijo Delgado en un momento de su intervención. «Señora Muñoz, todavía portavoz de, ¿qué es? ¿De Justicia?», se preguntó después. «Se lo tengo que explicar despacito para que usted lo entienda», siguió.

«Se lo explico, porque creo que está usted en Justicia, o algo así», espetó a la portavoz en la comisión de Justicia, una muestra de escaso respeto.

El final de su intervención fue todavía más tenso.

«Lo que no puede hacer el Poder Ejecutivo es intentar interferir en el Poder Judicial, como ustedes han hecho sistemáticamente. Y por eso han tenido que ser reprobados Un ministro de Justicia, un Fiscal General del Estado… ¡de ustedes!»,

«¡Di-mi-sión! ¡Di-mi-sión!», gritaban los senadores del PP, mientras el PSOE se revolvía en sus asientos.

Ferreras da la cara por Lola Delgado y para finalizar ‘amenaza’ a Andrea Levy

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído