El monarca quiso reaccionar ante la pasividad del Gobierno de Rajoy

La oculta intrahistoria que provocó el muy aplaudido y contundente mensaje de Felipe VI a los golpistas del 1-O

Rajoy no cambió ni una coma del discurso que el Jefe del Estado le dio para que lo revisase

La oculta intrahistoria que provocó el muy aplaudido y contundente mensaje de Felipe VI a los golpistas del 1-O
Felipe VI TVE

Que al Gobierno de Mariano Rajoy le faltó mordiente para frenar con contundencia a los separatistas catalanes eso es algo que queda fuera de toda duda.

Abducido el entonces presidente del Gobierno por una tibia Soraya Sáenz de Santamaría, el Ejecutivo no solo hizo el Don Tancredo con los golpistas, sino que intentó vender a los españoles que en Cataluña, ese 1 de octubre de 2018, no hubo referéndum ilegal.

El Rey Felipe VI, que siguió los acontecimientos a través de la televisión, quiso dar la respuesta que desde Moncloa evitaron hacer en todo momento. Así lo cuenta este 30 de septiembre de 2018 el diario ABC.

Cuando faltaban dos días para la celebración del referéndum ilegal, el Rey dejó su agenda sin actos oficiales toda la semana para ocuparse de los acontecimientos en Cataluña, aunque el Gobierno seguía asegurando que la consulta ilegal no se iba a celebrar.

Llegó el 1 de octubre, y el Rey vio por televisión, como todos los españoles, que los colegios estaban abiertos, había urnas y papeletas y gente votando, entre ellos Puigdemont, que había utilizado la protección de un túnel para cambiar de coche y burlar a la Policía. Esa noche, el presidente del Gobierno hizo una declaración institucional, alejada de la realidad, que agravó aún más el desánimo colectivo: «Hoy no se ha celebrado un referéndum en Cataluña».

Al día siguiente, Rajoy recibió en su despacho por separado a Sánchez y Rivera, pero no se produjo la deseada foto de la unidad, lo que cayó como un jarro de agua fría sobre el abatido ánimo de los españoles. Y el martes 3 se esfumó la más mínima esperanza cuando el PSOE anunció la reprobación de la vicepresidenta del Gobierno. A esas horas, las redes sociales ya ardían pidiendo la intervención del Rey.

Ese mismo día un alicaído Rajoy acudió a La Zarzuela para mantener el habitual despacho con el Jefe del Estado. Era un despacho ordinario que se celebraba en una situación extraordinaria, y Don Felipe le estaba esperando con unos folios en la mano. El Rey quería dirigirse esa misma noche a los españoles por televisión, y entregó al presidente del Gobierno el texto del mensaje que quería transmitir.

Tras leerlo detenidamente, Rajoy asintió; no le cambió ni una coma y lo único que le preguntó fue si no iba a leer alguna parte en catalán, como es costumbre de la Familia Real. Pero, en aquella ocasión, Don Felipe ya había valorado esa opción y tenía muy claro que quería dirigirse exclusivamente en español, aunque el mensaje se tradujo también al catalán y a las demás lenguas cooficiales para colgarlo en la web.

En cuanto el presidente del Gobierno salió del despacho del Rey, Zarzuela puso en marcha los preparativos para que un equipo de televisión se desplazara al Palacio a grabar a Don Felipe. Pasadas las seis de la tarde empezó a correrse por toda España la noticia de que el Rey iba a hablar. Aquella noche, bastaron seis minutos de discurso para que Don Felipe borrara de un plumazo la sensación de que había un vacío de poder y, también, para dejar claro a la comunidad internacional que España seguía considerando a Cataluña parte de su territorio. De hecho, el discurso se tradujo inmediatamente al inglés y al francés y se colgó en la página web para que lo pudieran consultar las Embajadas.

Curiosamente, las palabras de aquel Rey serio, severo y enérgico, como no se le había visto nunca antes, devolvieron el ánimo y la esperanza a muchos españoles, y también a muchos catalanes que cinco días después desbordaron por primera vez las calles de Barcelona con banderas españolas y demostraron que hay otra Cataluña posible.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído