El presidente del Gobierno ha incurrido en grandes mentiras para asentarse en La Moncloa

Los 5 faroles del tahúr Pedro Sánchez para que no le arruinen su jugada política

Los 5 faroles del tahúr Pedro Sánchez para que no le arruinen su jugada política
El socialista Pedro Sánchez, líder del PSOE. EP

Son sus mentiras más sonadas, las que le han permitdo dar la campanada en el terreno político, vengarse de aquellos que lo sacaron poco menos que a patadas del PSOE y pavonearse por La Moncloa como Pedro por su casa. (El resoplido de Marlaska contesta por sí mismo a las 5 preguntas demoledoras sobre Sánchez y Cataluña).

Nos las recuerda Javier Rodríguez en ‘Es Diario’: ( Inés Arrimadas: «Señor Torra, no confunda la debilidad de Pedro Sánchez con una debilidad de la democracia»).

Lo de las elecciones es ya de juzgado de guardia.

Cuando en junio encabezó una moción de censura contra el Gobierno del PP, se comprometió en la mismísima tribuna del Congreso de los Diputados a permitir que los ciudadanos votaran a corto plazo para elegir al Gobierno que estimaran oportuno. Y se lo repitió a su propio grupo parlamentario y al resto:

«Es el consenso que yo ofrezco a todos y cada uno de los 350 diputados y diputadas que estáis en las Cortes Generales. Un consenso en torno a la censura, un consenso en torno a qué entendemos por estabilidad y normalización de la vida política y un consenso necesario que se tiene que dar en torno a la convocatoria de elecciones».

Es la mayor de las mentiras, y la repitió varias veces, referida tanto a los partidos soberanistas cuanto a Podemos, a quien tildó de populista y de querer implantar en España un régimen «como el de Venezuela».

Su caída en el PSOE se debió, de hecho, al intento de pactar con todos ellos tras su segunda derrota electoral, en junio de 2017, aunque la Gestora que entonces le sustituyó nunca lo reconoció abiertamente, avalando con ello su resurrección en unas Primaras contra Susana Díaz que ganó apoyándose en el «No es no» a Rajoy que, en realidad, era un «Sí es sí» a la alianza con PdeCat, Podemos, ERC y Bildu.

Este pacto, precisamente, llegó en junio de 2018, después de que Sánchez incluso se vanagloriara despectivamente de haber desmentido con su actitud a quienes decían que estaba dispuesto a pagar cualquier precio con tal de llegar al poder. Y lo hizo.
Otra de sus mentiras más aparatosas.

Lo dijo con rotundidad en 2015: «Si alguien crea una sociedad interpuesta para pagar menos impuestos, estará fuera». Una frase que no admite interpretación alguna de la que, sin embargo, se desdijo cuando llegó el momento de aplicarla en al menos dos casos: el ministro de Ciencia, Pedro Duque, y la administradora única de RTVE nombrada por él, Rosa María Mateo, utilizaron ese recurso para rebajar sus carga fiscal.

 

Otro ejemplo, especialmente llamativo, por lo que dijo y por cuándo lo dijo. Fue durante la moción de censura a Rajoy, que sustentó en la necesidad de devolver la «ejemplaridad» a la política española, y elevó el listón de exigencia hasta el punto de poner como ejemplo de su actitud un caso que semanas después le golpearía: «En Alemania dimiten por plagiar una tesis».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído