Política
Doña Cristina y la Reina Letizia, en una imagen de archivo.

La Infanta Cristina goza de un nuevo estatus en la Casa Real. De literalmente "apestada" ha pasado a poder pasear libremente por La Zarzuela y visitar a sus padres y sobrinos con total y absoluta libertad. La obligada separación física con su esposo, Iñaki Urdangarin que sigue en prisión, ha posibilitado este paso adelante hacia la restitución de la imagen de Cristina de Borbón.

La Infanta disfruta estos días en Madrid e incluso acompaña a la Reina Sofía a diversos espectáculos públicos como el teatro, las relaciones son ahora excelentes con su madre y lo mismo ocurre con Don Juan Carlos.

Pero, tal y como cuentan a Periodista Digital fuentes próximas a Palacio, no se puede decir lo mismo con los Reyes. Don Felipe mantiene la distancia y frialdad con su hermana y la Reina Letizia está más indignada que nunca y decidida a detener el "perdón" a la Infanta Cristina aunque sea haciendo uso de malas artes.

Es por eso que ha comenzado a correr un rumor en los mentideros de La Zarzuela en el sentido de que doña Cristina tiene un amante. Así se ha asegurado a algunos informadores habituales de la Casa Real. Un rumor que procede del entorno más cercano a la Reina Letizia.

Esta información ciertamente viene poco motivada porque se argumenta en el "brillo en la cara" que tiene la Infanta Cristina desde hace algunos meses, justo cuando Urdangarin ingresaba en prisión. La filtración además apunta a que Cristina de Borbón es una mujer que necesita cariño constante y que son muchos los meses (prácticamente 8) sin el apoyo de su marido. No se sabe nada, de momento, de la identidad del amante.

Además, ya se especula sobre el divorcio de Cristina e Iñaki como una posibilidad que podría estar manejando la Infanta porque, además de la cuestión sentimental, Cristina de Borbón sabe que si acompaña públicamente a su todavía marido en su primer permiso penitenciario (algo que podría producirse en las próximas semanas), los privilegios que ha recuperado en La Zarzuela se esfumarían inmediatamente así como el contacto directo con su familia.

Hasta ahora, Doña Letizia se está ‘tragando el sapo' de comprobar como la Infanta Cristina ha regresado a Palacio, pero el rumor cada vez más extendido del amante de la hermana del Rey vuelve a machar la imagen de la Infanta catalana.