Política

Mientras la izquierda y sus medios tachan de "fracaso" la apabullante concentración en Madrid para pedir elecciones ya, el destinatario de la protesta, Pedro Sánchez, se hace el sordo asustado (España es un clamor contra el 'okupa' Sánchez y las claudicaciones ante los golpistas y sus compinches).

El 'okupa' de La Moncloa ha dado a conocer su opinión en Santander durante el acto de presentación de la candidatura a la alcaldía de Pedro Casares. (Cuando son 'rojos', en la plaza caben dos millones; si los manifestantes llevan banderas de España, solo caben 45.000).

Así, afirma sin ruborizarse, y a pesar de lo ocurrido esta semana, que su Gobierno trabaja por la unidad de España, culpando a PP, Ciudadanos y Vox de querer romper la unidad de la sociedad española, y apostillando que como líder de la oposición estuvo "siempre al lado" del Ejecutivo,

"que significa unir a los españoles y no enfrentarlos como están haciendo las derechas en la plaza de Colón hoy. Como presidente del gobierno, faltaría más, respeto la concentración, pero también digo que están haciendo una concentración en contra de una persona, de mi persona",

Ha señalado además que como líder de la oposición permaneció "siempre al lado del Gobierno" en situaciones como la aplicación del artículo 155 en Cataluña (Clamor en el corazón de España para decir 'basta' al 'okupa' Sánchez y exigir elecciones urgentes).

"Lo que estoy haciendo ahora como presidente del Gobierno es resolver una crisis de Estado que el PP agravó cuando estuvo en el Gobierno".

En la misma línea, ha añadido que como presidente del Gobierno está "resolviendo" una crisis de Estado que, a su juicio, "el PP contribuyó a agravar" cuando estuvo en el Gobierno.

El presidente del Ejecutivo ha defendido que "nunca" han cambiado de posición, ya que "siempre" han estado "con el diálogo y la Constitución". Además, ha criticado a la derecha por "exigir lealtad" cuando están en el Gobierno, pero liderar "la crispación" cuando están en la oposición".

"A eso lo llaman patriotismo, pero es deslealtad", ha subrayado Sánchez, quien ha destacado que la Constitución "es el camino más largo" porque "hay que dialogar", pero, ha añadido, "es el único camino" para resolver la crisis de Estado que hay en Cataluña.

Por otra parte, el presidente considera que las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo serán una suerte de 'plebiscito'. Habrá una "gran grito" ciudadano "a favor del futuro de España" en forma de votos socialistas, ha augurado.

"Hay una mayoría de gente moderada y con sentido común que quieren conquistar el futuro de España y no retroceder 40 años",

ha afirmado, convencido de que se "consolidará el cambio" que ya se consiguió en el Gobierno de España, con la llegada del PSOE.

El vídeo que prueba la gran dimensión de la 'Marcha por España'