Política
Pedro Sánchez, en una entrevista reciente en COPE.

El histórico dirigente del PSOE, Pachi Vázquez, quien fuera secretario general de los socialistas gallegos, pasaba este pasado sábado 9 de febrero por el programa matinal de los fines de semana en COPE que dirige Cristina López Schlichting.

Durante la charla, Schlichting le preguntaba por el perfil psicológico de Pedro Sánchez que "puede ser papel de psiquiatra" y Vázquez sin entrar en detalle le daba un palo "prefiero no hacer el diagnóstico porque podría ser una cosa que no procede, se está convirtiendo en un chollo, en una fábrica de hacer votos para la derecha".

"Ha convertido la simpleza en una herramienta política, dice una cosa y la contraria. A veces dudo de si él es consciente del daño que está haciendo, daño reversible, espero", manifestaba Vázquez.

El histórico militante socialista reconocía no sentirse cómodo con las decisiones de su partido y se ha dado de baja.  "Todo es un engaño permanente. Yo soy ya un socialista sin partido. Este partido vive desde hace tiempo en una mentira constante", explicaba en Fin de Semana de COPE.

Vázquez no entiende cómo quien iba a ser "el presidente más participativo", el que decía que "lo iba a consultar todo" no lo hace: "Ahora el partido solo son Pedro Sánchez y Carmen Calvo. Esto no es el PSOE, esto es una cosa muy rara que veremos en qué acaba".

El exdirigente socialista acusa a  Sánchez de sectario: "hay diferencia entre lo que es un partido político y una secta. Ahora millones de personas que votamos socialistas estamos desconcertados".

López Schlichting le preguntaba si el Consejo de Política Territorial está en desuso con Sánchez y Vázquez era contundente: "No los convoca. Los consejos eran durísimos se debatían asuntos en profundidad. Pero ahora son baños y masajes para el secretario general".

Vázquez tiene claro que las negociaciones entre el Gobierno y el Govern no se han roto: "dice que se rompieron las negociaciones y no se rompieron, pero es que hay que parar un poco lo del domingo (la concentración convocada en Madrid) y porque las personas que se presentan a las autonómicas han entrado en pánico".

"El lunes comprobaremos que todo lo que estaba roto volverá a renacer", decía: "ambos se necesitan. El independentismo necesita a Sánchez y viceversa".
"Es un insulto a la inteligencia de toda España escuchar que se han roto las negociaciones. Me da pena, es indignante y siento desazón". "Sánchez es un chollo para los conservadores. Una fábrica de hacer votos para los conservadores".

El exsecretario del PSOE en Galicia no ocultaba que está "muy disgustado" y considera que "Sánchez pone dinamita en las vigas maestras de los últimos 30 años, nos insulta a todos y hace una purga porque lo principal para él es tener el control. Parece que le da igual la derrota histórica en Andalucía".