Política
Doña Elena y los Reyes, en una imagen de archivo.

Cuentan quienes conocen los orígenes del romance entre el entonces Príncipe Felipe y la periodista y presentadora de TVE Letizia Ortiz que una de las máximas aliadas en La Zarzuela era la Infanta Elena que trataba de hacer ver al resto de la Familia Real que su hermano, el heredero de la Corona, tenía derecho a casarse por amor y que la elección de la periodista era la correcta y traería ‘aire fresco' a la Monarquía (Los músculos de la Reina Letizia: dieta, gimnasio y genética).

El respaldo de la primogénita de los Reyes fue clave para que Don Juan Carlos diese el visto bueno al enlace. Las relaciones entre Elena de Borbón y Letizia Ortiz eran excelentes aunque pronto la cosa comenzó a torcerse incluso antes de que estallara el caso Nóos y el consiguiente aislamiento de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin (El primo de la Reina Letizia, condenado 18 meses de cárcel por revelar secretos a María Patiño).

Con Don Felipe y Doña Letizia ya reyes, la cosa no hizo más que empeorar. Su decisión de reducir la Familia Real a los monarcas y a sus hijas, excluyendo al resto y vaciando prácticamente de contenido su agenda institucional, fue el primer motivo de desencuentro entre cuñadas (El perturbador mensaje de la sobrina de doña Letizia en el aniversario de la muerte de su madre).

Y la cosa empeoró por todo el trato "denigrante" -así lo piensa Elena- que tanto su hermano como la Reina Letizia han dado estos últimos años a la Infanta Cristina. Han sido varios los encontronazos que en privado han tenido doña Elena y la Reina en los últimos tiempos pero el último de ellos, no hace ni dos semanas según han asegurado a Periodista Digital fuentes próximas a La Zarzuela, ha sido absolutamente brutal y hasta definitivo.

Según las mismas fuentes, en un encuentro familiar y privado saltaron chispas entre ambas cuando la Infanta Elena elevó a Felipe VI sus quejas por su escasa participación en la ‘agenda Real'. Doña Letizia intervino entonces en la disputa y la cosa se fue de absolutamente de madre.

Según las fuentes consultadas, Doña Elena -conocida en Palacio por su fuerte carácter solo comparable al de la Reina- montaba en cólera y entre gritos le hacía ver a la Reina que ella procede de "sangre real", ponía encima de la mesa su "posición social", al tiempo que recriminaba a Doña Letizia su prepotencia y más recordando su procedencia:

"eras no humilde, eras pobre y plebeya... que parece que se te olvida"

dijo Cristina de Borbón entre gritos y reproches mutuos.

La situación está más tensa que nunca y las fuentes próximas a Palacio consultadas por PD no descartan una "contundente" respuesta de Letizia Ortiz, nada amiga de no tener la última palabra.