Política
Begoña Gómez, junto a Carmen Calvo y otras, el 8 de marzo.

Los caprichos de lujo en La Moncloa, con Falcón incluido, desde que llegara Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno tras se van a quedar en mera anécdota en comparación del elevado coste que para las arcas públicas ha supuesto que Begoña Gómez Fernández sea la esposa del presidente del Gobierno ya que la empresa, de la que es socia, ha resultado agraciado con suculentos contratos públicos ("El señor Sánchez ha hecho de la mentira una forma de supervivencia y eso es peligroso").

Así, según los datos a los que ha tenido acceso Periodista Digital, el pasado mes de octubre de 2018, el organismo público Red.es otorgó un contrato a la empresa Inmark Europa, de la que Begoña Gómez, mujer de Sánchez, es socia desde 2014, según el Registro Mercantil, por importe de 750.200 euros, para la prestación de ‘Servicios de formación en competencias para la transformación digital' (El mentiroso de Pedro Sánchez estaría dimitido en Alemania, pero en España puede seguir usando el Falcon).

El objetivo era la "prestación servicios para proporcionar los conocimientos, destrezas y actitudes necesarios para adquirir competencias que les permitan afrontar procesos de transformación digital que afectan al desarrollo de los puestos de trabajo" (Ultima encuesta: Sánchez gana en número de escaños, pero Casado será presidente).

Pero no ha sido el único, a punto de convocar elecciones, este mes de enero el ministerio de Industria, a través de la Dirección General de Política Comercial y Competitividad, adjudicó el pasado enero un contrato ‘a dedo' a Inmark Europa

Gómez se acogió a una excedencia el pasado julio, a fin de dedicarse a su nueva vida en La Moncloa, aunque poco después se conoció su fichaje por parte del Instituto de Empresa para dirigir un centro africano de nueva creación.

El valor del contrato ascendió a 14.875 euros y su adjudicación aparece publicada en la Plataforma de Contratación del Estado, desde el pasado 14 de enero. El objeto es la realización de un estudio sobre ‘Tendencias del consumidor español'

Inmark Europa S. A. es una "empresa multiservicios" que se dedica a contratar vendedores para desarrollar campañas comerciales de duración limitada.

Para mayor escándalo se da la circunstancia de que por solo 125 euros -así se ha hecho para evitar la publicidad y concurso- se trata de un ‘contrato menor', que no requiere legalmente la necesidad de elevarse a concurso público. La adjudicación evitó así la competencia con otras empresas y adjudicó a la firma de Gómez el dinero ya que la ley establece que el importe máximo para dicha consideración, en el caso de contratación de servicios, será de 15.000 euros.

Cuando Sánchez accedió a La Moncloa tras la moción de censura a Mariano Rajoy, su ‘pancartera' mujer continuaba al frente de la empresa Inmark Europa como directora de consultoría en externalización comercial.