Política
La Reina Sofía, el Rey Juan Carlos y la Reina Sofía. EP

Esto no se arregla ni con oraciones (La Reina Letizia se mete en un convento, se apunta a misa y va de procesión).

Ya les contábamos hace unos días en Periodista Digital que las cosas en la Casa Real estaban más calientes que nunca y que se espera una Semana Santa de auténtico calvario en lo relativo a las relaciones personales (Los 'epítetos' de Letizia dejaron en cueros al Rey que telefoneó al 'cantamañanas' director de El Mundo).

Los Reyes Don Felipe y Doña Letizia, lógicamente junto a sus hijas, están cada vez más alejados del resto de la familia y esto ha generado un insoportable clima de tensión en Palacio (La cita prohibida a Doña Letizia autorizada por el Rey Felipe hace estallar a Juan Carlos I).

Según ha podido constatar Periodista Digital de fuentes próximas a La Zarzuela, la situación actual se puede describir como una ausencia total de contacto entre el Rey Felipe y sus padres, Don Juan Carlos y Doña Sofía (El abducido que 'The New York Times' tiene de corresponsal en España carga contra Felipe y Letizia).

Tampoco hay relación alguna con las Infantas Elena y Cristina. Ni que decir tiene que la Reina Letizia está aún más alejada con la familia de su cónyuge (La Reina doña Letizia inaugurará la XXIV edición de "Las Edades del Hombre").

Y esta situación es "inaceptable" para los Reyes eméritos. Por primera vez en muchos años, Juan Carlos I y doña Sofía hacen causa común. Más distanciados que nunca de su hijo Felipe, ambos han decidido evitar contacto alguno con Doña Letizia y romper relaciones con ella.

Todo, para forzar una intervención del Rey para poner fin a la larga lista de desplantes de su esposa Letizia.

Juan Carlos y Sofía ya han hecho llegar un inequívoco mensaje a su hijo que apunta a que no mantendrán ningún contacto con la Reina Letizia y lo que es más duro: le exigen que tome cartas en al asunto.

Además, según señalan las mismas fuentes a PD, el Rey ha recibido un durísimo mensaje por parte de Don Juan Carlos y Doña Sofía, que le han hecho ver que se encuentra totalmente aislado: sin relación con sus padres, sus hermanas, resto de la familia, con cada vez menos amigos... una realidad de la que culpan a Letizia Ortiz. Por ello le exigen que tome cartas en al asunto.

La ruptura se visualizará durante las vacaciones de Semana Santa. Don Felipe quiere forzar alguna foto de carácter familiar y pasar, aunque solo sea por unas horas, un día en familia, una cita que de celebrarse sería probablemente en Palma. Pero o mucho cambia la cosa o no alcanzará su pretensión porque ya ha recibido una rotunda negativa por parte del resto de la Familia Real. No con Letizia.