Política
Manuela Carmena y un contenedor que rebosa de basura en Madrid

La suciedad y la basura amontonada en los alrededores de contenedores y papeleras es el pan de cada día de los madrileños. Una estampa desagradable y tercenmundista que parece haberse convertido en habitual en las calles de la capital.

Una deficiente gestión que ha perseguido a la alcaldesa Manuela Carmena en toda la legislatura. Así lo demuestra el informe de la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones, elaborado por el Área de Gobierno de Participación Ciudadana. En el mes de febrero de 2019, las denuncias por falta de limpieza y recogida de residuos alcanzaron la cifra de 4.605, un 5% más respecto al mismo mes del año anterior.--¿Dónde está 'Wally' Carmena?: Los vecinos de Villaverde, hartos del abandono de la alcaldesa--

No es el único descontento que parece haber ido en aumento. El apartado 'tratamiento y eliminación de residuos' obtuvo un espectacular crecimiento del 111,3%, pasando de 1.080 a 2.282 expedientes. Además, en cuanto a la 'limpieza urbana y equipamientos', relacionada con la suciedad en la vía pública, se pasó de 3.721 expedientes a 4.669: una subida de en torno al 25%.--La Junta Electoral expedienta a Carmena y a Podemos por el "tramposo" vídeo en la Plaza Mayor--

"La media de reclamaciones en el último año de legislatura de Ahora Madrid ha subido la friolera de 1.000 quejas en las materias más importantes y más valoradas para los ciudadanos", explica a este diario Isabel Martínez Cubells, concejala portavoz del PP en el Ayuntamiento. "Esto indica que la alcaldesa, Manuela Carmena, sigue completamente alejada de la realidad, con el síndrome de Cibeles que la tiene "retenida" en su despacho y no ve ni conoce los problemas cotidianos de los ciudadanos".

La portavoz cree que "los datos son los que son y reflejan la preocupación de los madrileños por la escasa o nula gestión de los servicios públicos del actual equipo de Gobierno. No hay un incremento de 20 o 30 vecinos enfadados, sino de miles. Hay un aumento de más de 1.000 reclamaciones con respecto al mismo periodo del año anterior en materias como limpieza, mantenimiento de aceras y calzadas o tratamiento y eliminación de residuos que demuestran que el equipo de Carmena no está empleando la cuantosísima recaudación impositiva de los madrileños en hacerles la vida un poco más fácil".

.