La factura del 'efecto llamada': se han duplicado hasta alcanzar los 57.000 en 2018, mientras en la UE se desciende a cifras desconocidas en años

Las tragaderas de Sánchez ahogan a España con la llegada masiva de inmigrantes

Las tragaderas de Sánchez ahogan a España con la llegada masiva de inmigrantes
Pedro Sánchez dando besos TW

Se veía venir, y las medidas se han aplicado tarde y mal. Las cifras cantan por sí solas: la llegada de inmigrantes se ha duplicado en España hasta alcanzar los 57.000 en 2018, mientras en la UE se desciende a cifras desconocidas en años.

El número de llegadas de migrantes a España se duplicó en 2018 por segundo año consecutivo hasta los 57.000, mientras que ha caído a su mínimo en el conjunto de la Unión Europea (UE) en los últimos cinco años, hasta los 150.000, según cifras publicadas por Frontex. Un dato demoledor que demuestra con toda elocuencia la realidad del ‘efecto llamada’ de la errática política migratoria del Gobierno de Pedro Sánchez.

Según se hace eco ‘Es Diario’, Frontex ha constatado que la ruta del Mediterráneo occidental hacia España se ha convertido «por primera vez» en la más utilizada por los migrantes para tratar de llegar a Europa desde 2008, cuando Frontex comenzó a recopilar sistemáticamente datos, y ha confirmado que Marruecos ya constituye «el principal punto de partida a Europa» en dicha ruta, sobre todo para los migrantes de los países subsaharianos.

Los marroquíes se han convertido en los que más llegan en los meses recientes, por delante de guineanos, malienses y argelinos.

No obstante, la llegada de migrantes al conjunto de la UE cayó en 2018 hasta los 150.000, su nivel más bajo en los últimos cinco años y un 92% menos que en 2015 cuando se alcanzó el pico de la crisis migratoria, una caída que se debe sobre todo a la caída «drástica» del 80% en el número de llegadas a Italia a través del Mediterráneo Central frente a los más de 23.000 en 2017.

El número de llegadas a Italia se sitúa ya en su nivel más bajo desde 2012, gracias a la caída del 87% de las llegadas desde libia y a cerca de la mitad desde Argelia, mientras que las llegadas desde Túnez se han permanecido estables. Tunecinos y eritreos representan un tercio de todos los migrantes que llegan a Europa a través de Italia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído