Es imprescindible una Comisión de la Verdad, para dejar claro que las actividades ilegales y graves contra los derechos humanos se persiguen. La Operación Columna afecta a la esencia del estado democrático y de derecho

El padre Caín, la Operación Columna y los poderes del estado en España

La delictual Operación Columna deja patente hechos graves inconcebibles en un estado de derecho, que hace temer a todos y por todos. Villarejo tiene razón al preocuparse por la seguridad de los suyos

El padre Caín, la Operación Columna y los poderes del estado en España
General Félix Sanz Roldán, director del CNI, y el comisario Villarejo. EP

«En una fortaleza sitiada toda disidencia es traición «. San Ignacio de Loyola.

A todos los Compañeros y Compañeras de la Guardia Civil y de las Fuerzas de Seguridad del Estado, a sus hijos y esposas, que se quedaron sin esposos y sin padres, para que recuerden que fueron sus padres los que defendieron España y los Derechos humanos y constitucionales a pesar de tener enfrente no sólo a la banda asesina sino, a un grupo de políticos que nos abandonaron para ocuparse del saqueo de España y de sus bolsillos. Los derechos humanos no se mendigan se exigen. La derrota de ETA debe llevar aparejada la Paz y la Comisión de la Verdad.

Podemos decir alto y claro: Fuimos los agentes de la Guardia Civil los que podemos gritar ¡NOSOTROS DERROTAMOS A ETA¡ nunca supimos dónde estaban los políticos que se arrogan el éxito, o mejor dicho siempre supimos donde estaban y fuimos activos en la denuncia, gritando: No nos representáis.

Según la historia sagrada que nos enseban en la cataquesis ; y, en concreto del Génesis: «Caín es el asesino culpable, y Abel es la víctima inocente». Pero en muchas guerras, un Caín vencedor es declarado ‘Abel’, y es declarado ‘Caín’ el Abel vencido. Pero si Caín es el malo; y, no puede ser vencido, negociamos con él, en nombre del realismo y lo políticamente correcto ; si podemos vencerlo sin negociar, entonces apelamos a la legalidad vigente y manifestamos con énfasis solemnemente: «Nunca se debe negociar con Caín». Y hacemos como que creemos la mentira, o tal vez nos la creemos de verdad.

Javier Cercas un extremeño afincado en Barcelona nos da parte de respuesta de la transición española y su democracia en su última obra » El impostor «; un reflejo de la gran mentira de los últimos 35 años de democracia en nuestro país.

En los años 80 del siglo pasado fundamos el conjunto denominado Movimiento Democrático de la Guardia Civil como instrumento la UDGC Unión Democrática de la Guardia Civil —; inspirados en la UMD y el MFA portugués; Si el MFA –Movimiento de las Fuerzas Armadas–, nació primordialmente para defender intereses corporativistas de las capitanes y suboficiales en las fuerzas armadas del vecino país ; y como no , para luchar por la democracia y terminar con el Estado Novo. El SUGC, la UDGC, y en suma todos los Guardias Civiles Democráticos en torno al Movimiento Democrático Guardia Civil, –«MDGC», haría lo mismo en nuestra patria , de manera similar a la UMD , para dar credibilidad democrática, confianza y respeto al Instituto armado.

El movimiento Democrático y sindical en la Guardia Civil, reivindicó y lucho en la transición democrática entre otras cosas, como algo tan simple como una Seguridad Social en la benemérita; algo que todos trabajadores españoles disfrutaban, y que los Guardias Civiles no teníamos; y fundamentalmente también, la reivindicación por nuestros derechos constitucionales, –reconocidos en la Carta de las Naciones Unidas–, que como ciudadanos más de este país, se nos negaban ;y trágicamente , se nos perseguía por defenderlos.

Ya de aquellas , en la primera década de los años 70,el Jefe del Alto Estado Mayor del Ejército, Díaz Alegría, en su libro «Ejercito y Sociedad»;señalaba de una manera nítida, lo que era la esfera militar y lo que no cabía dentro de ella; el orden público y la seguridad ciudadana.

El trabajo y lucha sindical , que desarrollamos como Demócratas y sindicalistas convencidos en el bien que hacíamos a España –concretamente en el SUGC–, era poner en claro a toda la ciudadanía española, que la lucha contra la organización terrorista-ETA ,no se debía de realizar mediante la guerra sucia por parte de los aparatos del Estado; ya que no era la mejor manera, ni las más idónea para terminar con el terrorismo asesino de tal organización; sino todo lo contrario, que era la mejor forma de darle oxigeno y justificación a la citada banda asesina; para que pudiera continuar en esa espiral de terror, más tiempo. –al final tristemente 25 años más de sangre y muerte–. Muy inteligentemente lo señaló nuestro líder y compañero el Cabo Manuel Rosa Recuerda –Encarcelado nueva años y medio por solicitar poder solicitar una asociación profesional en la España de la Corrupción y del secuestro de la Democracia La UDGC.

Las hemerotecas están para consultarlas, y de ahí, no solo nos quedan nuestras conocidas ruedas de prensa en el País Vasco con la famosa capucha –nuestra identificación supondría, la prisión militar, los internamientos en psiquiátricos; y , posteriormente las expulsiones del cuerpo, dicho en breves y concisas palabras: feroz represión, castigo ejemplar y expulsión como estigma ejemplarizante de nuestro puesto de trabajo sin ningún derecho.

Eso sí, nunca nos falto el buen humor negro, y la camaradería mezclada con el sarcasmo era el ADN miembros del SUGC -en «Vascolandia»-argot que empleamos entre compañeros contra la barroca denominación sabiniana de «Euskadi» por los nacionalistas vascos –Una manera de reivindicar el mundo Disney cosmopolita, frente a la pureza racial provinciana y decimonónica abertzale–. Algo que aprendimos de la propaganda e iconografía nacionalista ,ya que nos simbolizaban como lo puramente español; por nuestro tricornio, al igual que lo flamenco y lo gitano. –Desconocían a Eugenio Noel–.

Cuando nos íbamos definitivamente del País Vasco, a otro destino en España; hacíamos un Akelarre particular, quemando de forma ritual el uniforme verde oliva ; y todo lo personal identificativo de aquella terrible y trágica etapa de nuestra vida ; nos olvidábamos apara siempre de la pesadilla que vivíamos nosotros y nuestras familias.

Recordar , que en los pasados años 80 , denunciábamos como SUGC, una y otra vez la guerra sucia contra el entorno de HB y ETA; asumiendo un papel de legalidad democrática y del Estado de Derecho; así como, los demás derechos colectivos de toda la ciudadanía y la firme defensa de los derechos humanos.

Ante el silencio cómplice de casi todos los partidos de aquellas predominantes en la esfera política –AP PSOE, PNV, CIU– Los apodados como los Corruptos de la Irreal Democracia; el SUGC denunciaba la situación de la guerra sucia, e incluso corrupción en determinados estamentos del aparato del estado en la comunidad vasca y navarra. Negándonos a colaborar de frente y mirando a la cara a todos aquellos que en democracia usaban la violencia para alcanzar sus fines, tanto de un lado como de otro.

Se nos demonizo por hacerlo con capuchas, cuando nos dirigíamos a la opinión pública; principalmente por parte de los que detentaban el poder político y nuestros mandos naturales; pero de aquellas ya sabíamos que figurábamos como objetivo principal a combatir como sindicalistas y demócratas , tanto por el Estado Mayor de la Guardia Civil, como del Ministerio de Defensa e Interior, y el tiempo nos puso en las manos la célebre y delictual Operación Columna que deja al descubierto que no sólo materializaron actos criminales en nombre del GAL contra miembros de ETA, sino, que también usaron todo tipo de actos delictuales contra los demócratas Guardias Civiles, poniéndonos en la diana como objetivos y en mi caso señalándome como el objetivo número 13, acusándome de demócrata y por negarme a mancharme las manos de sangre.

Se vivían los años gloriosos, casposos, glorificados y añorados 80; » de Movida-subvencionada»,» de Postmodernidad artificial»»de Felipismo «,»de Europeísmo virtual «, «de Atlantismo real » ,de apoliticismo impuesto ,y….también de los míticos yummies –definición italiana de yuppis-jóvenes urbanos marxistas de probable ascenso social-; una década prodigiosa, que nuestra España disfrutaba con 20 años de retraso en relación con USA y demás países europeos vecinos.

Pero lo que escribo, no es sociología , es una reflexión de aquellos años de guerra sucia y terrorismo atroz en el País Vasco ; así una lectura sosegada del libro del general Galindo, nos da la clave de las difíciles condiciones de vida de los que desarrollábamos, en nuestra labor diaria en Vascolandia; y de las continuos procesos de negociación entre nuestros políticos y el entorno de ETA.

Por mi condición de Guardia Civil, de español , de sindicalista , de administrado, no se puedo seguir permitiendo, que todo lo que está pasando en ESPAÑA; lo siga condicionando las siglas de la organización criminal «ETA». Cabe recordar y preguntar ¿donde estaban en los años 70 y 80 los políticos? que hoy vociferan , día tras día, sobre la rendición de ETA por parte del Estado de Derecho ,cuando no hace mucho tiempo asesinaban a compañeros todos los días como en una terrible cacería; simplemente en ningún sitio, porque no asistían a los funerales; es más , pensaban que eso iba en nuestro miserable salario.

Pero fuimos los agentes de la Guardia Civil los que podemos gritar ¡NOSOTROS DERROTAMOS A ETA¡

Que no se confunda la casta política , en su tratamiento y comportamiento ,que los militantes del SUGC, no somos como los dirigentes de la oligarquía partitocrática ;simplemente porque no creemos en la «Nobleza de Estado», -no somos Abogados del Estado ni Registradores de la Propiedad — , pero creemos en nuestro trabajo realizado, en nuestra profesionalidad demostrada , en nuestro rigor diario, y en el servicio continuo a la sociedad .

La disidencia se paga caro , seguimos en la disidencia y sin derechos a pesar de las sentencias firmes ganadas ante el TEDH y del TC, 69966-01 y RA871/90, , sin derecho a nada pero sabemos tender la mano y perdonar, pero jamás legalizar sobre la sangre de nuestros compañeros un nuevo camelo de una segunda transición.

Terminamos ya;

John Lennon, pidió que se le diera una oportunidad a la paz ; como miembro del movimiento democrático de la Guardia Civil y Demócrata de la UDGC pido que se le dé una oportunidad al Estado de Derecho…….para que este país recupera la esperanza.

Para rematar, recordar a nuestros héroes de adolescencia, creados por el mítico Victor Mora –DEP–….EL CAPITAN TRUENO; mis pensamientos me trasladan a Aliaga -Teruel-cuando fui desterrado por mis actividades democráticas en el año 1988; y por lo cual tengo a bien en este artículo recordar y reiterar la letra del grupo » ASFALTO» ,que sonaba en un Bar cercano de dicho pueblo …

«Si el Capitán Trueno, pudiera venir, nuestras cadenas saltarían en mil, de él aprendimos, que el bueno es el mejor, lo que al pasar el tiempo, comprendimos que no….» ¡ Ven capitán Trueno haz que gane el bueno, que el mundo está…. al revés !
» A bordo de su barco subiríamos tú y yo, perseguidos por los años desde que el nos dejó, en océanos de tebeo , con escobas de papel, haríamos a los piratas retroceder».

Finalizamos ya;

Cuando caía la noche y patrullábamos en aquellos míticos Lan-Rover,por aquella hermosa tierra vasco-navarra, con mis veintitantos años; me gustaba leer en el interior del vehículo, pausadamente las obras de Bulgakov y Solzhenitsyn; que curiosamente me recomendó un Alto mando de la GC, concretamente de su Estado Mayor, para que recapacitará sobre mis actividades democráticas.

Le doy las gracias porque al leerlas, comprendí que el valor de la disidencia, el espíritu de la resistencia y de la lucha por los más altos ideales; tienen que dar obligatoriamente como resultado, que en nuestra sociedad, el mal, jamás triunfará.

EPILOGO.

«Señor enséñame a trabajar sin pedir descanso, y a laborar sin pedir recompensa.»
San Ignacio de Loyola.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído