GOBIERNO

Con esta cara de pocos amigos fueron Pedro Sánchez y Begoña a visitar al Rey Juan Carlos

Un detalle que no ha pasado en absoluto desapercibido

Si la cara es el espejo del alma, como dice un viejo refrán español, Pedro Sánchez y Begoña Gómez son dos almas atormentadas.

Al menos, esa impresión dieron este 30 de agosto de 2019, cuando se presentaron en el Hospital Quirón de Madrid, para visitar al convaleciente Rey Juan Carlos.

El presidente socialista y su esposa se bajaron del coche oficial y enfilaron la entrada de la clínica con una cara de ‘mal huele’ que echaba para atrás.

Hubo quien sugirió in situ que acaban de discutir en el vehículo, pero todo son especulaciones y tampoco hay que descartar que todo se limite a la casualidad y que el gesto ‘retorcido’ de la pareja, sólo fuera un rictus momentáneo, porque después se esforzaron en sonreir y hasta se hicieron un vídeo oficial para distribuir a los medios.

Pedro Sánchez y Begoña Gómez saliendo del Hospital, tras visitar al Rey Juan Carlos.

Sánchez ha ido a visitar a Don Juan Carlos este viernes acompañado por su mujer. Ni Rajoy ni Zapatero llegaron tan lejos.

Llama más la atención lo del ‘duo’, porque Sánchez no ha gobernado bajo el reinado de Juan Carlos I sino ya del de Felipe VI.

Su grado de proximidad al monarca emérito debe ser por tanto menor que el de sus antecesores en el cargo.

Felipe VI y la infanta Sofía.

Como subrayan en esdiario, ni Mariano Rajoy ni José Luis Rodríguez Zapatero, bajo cuyas presidencias el Rey Juan Carlos fue operado varias veces, fueron a verle con Elvira Fernández ni Sonsoles Espinosa.

Nunca se tomaron tantas confianzas. Y eso que las intervenciones quirúrgicas de entonces eran menos serias que la de ahora.

En concreto, de la cadera, la rodilla derecha y el tendón de aquiles.

Te puede interesar

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído