EL GOBIERNO SOCIAL-COMUNISTA, SUS AMIGOS, SOCIOS Y COMPINCHES

Pedro Sánchez colma de halagos al xenófobo Torra y su gurú Iván Redondo le hace reverencias

Pedro Sánchez colma de halagos al xenófobo Torra y su gurú Iván Redondo le hace reverencias
Iván Redondo hace una gran reverencia a Quim Torra. PD

Lo de Iván Redondo ha sido antológico, tanto por lo innecesario como por lo exagerado.

El gurú mediático de Sánchez, que no es socialista ni nada por el estilo pero se ha entregado a la causa de mantener al líder del PSOE en La Moncloa como si en ello le fuera la vida, aunque lo único que le va de verdad es la cuenta corriente, le ha hecho al xenófobo Torra una reverencia digna de Buckingham Palace.

Le ha faltado a flexible Redondo una genuflexión, pero damos por supuesto de que la reserva para la próxima ocasión.

Quizá haya influido en este derroche de servilismo formal, que el ilegal presidente de la Generalitat de Cataluña montó bastante bien la ‘emboscada‘ al socialista Sánchez y su séquito.

Torra, compinchado con TV3, RTVE y LaSexta, intentó desde el primer instante dar la máxima relevancia a su reunión con el presidente del Gobierno de España.

Y, tras recibir a Sánchez y su cortejo a la entrada del Palau, arrastró al socialista a pasar con él revista a la formación de gala de los Mossos.

Tal demostración protocolaria ha debido de impresionar al gurú Redondo, que cuando ha saludado a Torra ha realizado una reverencial inclinación de cabeza, como si se tratara de Isabel II, Reina de Inglaterra.

Más relevante y doloroso para el conjunto de los españoles ha sido lo de Pedro Sánchez.

Tras reunirse dócilmente con Torra, el presidente socialista ha afirmado que la ley «por sí sola» no «basta» para solucionar el conflicto catalán.

«Lo que propone el Gobierno de España es recomenzar, retomar el diálogo donde los caminos se separaron y los agravios empezaron a acumularse».

«Diálogo dentro de la Ley», ha matizado tras calificar el encuentro con Torra de «cordial».

Sánchez se ha referido al conflicto en Cataluña como un «contencioso político».

También ha destacado que Torra es el «actual presidente», avalando así la legitimidad del inhabilitado jefe del gobierno autonómico catalán.

Ha resaltado el líder del PSOE que la reunión debe dar respuesta a la inquietud que sienten «una mayoría» de catalanes y españoles respecto al proceso secesionista.

«Tendremos presente la realidad plural de Cataluña, social, cultural y política. Solo cabe el reencuentro si se acoge a la totalidad de la sociedad catalana».

No ha aportado Sánchez grandes novedades al margen del documento que ha entregado a Quim Torra en torno a 44 medidas que ha confirmado que constituyen «una respuesta» a los planteamientos realizados previamente por otros presidentes como Carles Puigdemont y Artur Más.

La novedad es que, al menos en la primera reunión, está mesa estará presidida por los dos presidentes.

Aunque Torra ha considerado que deben presidirla en todas las reuniones.

Sánchez ha reivindicado un cambio de rumbo tras una década «presidida por el desencuentro» con un «balance lamentable» en el que «nadie ha ganado».

También existe el compromiso de reunir en febrero la Comisión Bilateral Estado-Generalitat.

El otro órgano en el que ambos gobiernos se verán las caras.

Ha rechazado Sánchez que la mesa de diálogo vaya a tener un mediador porque va a ser un diálogo «franco y transparente» en el que el mediador van a ser los 47 millones de ciudadanos.

Al respecto de las reivindicaciones de Torra sobre la autodeterminación de Cataluña y la amnistía a los golpistas presos, el claudicante Sánchez ni se ha atrevido a pronunciarse, por temor a ‘ofender‘ a su socio, amigo, compinche y anfitrión.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído