El régimen de Nicolás Maduro ha presumido de la presencia del expresidente español

La reunión de ‘urgencia’ entre Zapatero, Maduro y Delcy Rodríguez en el Palacio de Miraflores

El ‘caso Ábalos’ ha obligado a que el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero tuviese que hacer las maletas para viajar hasta Caracas. El líder socialista e intermediario entre el régimen de Nicolás Maduro y el gobierno de Pedro Sánchez fue recibido con carácter de «urgencia» por el dictador venezolano en el Palacio de Miraflores de Caracas (Venezuela). Un encuentro en el también participaron otras importantes figuras de la cúpula del régimen chavista: la primera dama, Cilia Flores y los vicepresidentes de Venezuela Delcy Rodríguez y Jorge Rodríguez, según las imágenes difundidas por Venezolana de Televisión (VTV). 

«Grato encuentro con José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno de España. Agradezco en nombre de todo el pueblo venezolano su firme disposición a abrir los caminos para el diálogo y el entendimiento franco entre los distintos sectores de nuestra patria», ha expresado el dictador Nicolás Maduro en un mensaje difundido a través de su cuenta de Twitter.

La reunión con Zapatero, que respalda la Mesa de Diálogo Nacional entre el Gobierno y representantes de la falsa oposición (creada por el chavismo), ha tenido lugar después de que Maduro se haya entrevistado con el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, que se encuentra de visita oficial en Venezuela. En este sentido, como adelantó Periodista Digital, la reunión tiene por finalidad trazar una estrategia de cara al regreso al país de Juan Guaidó, quien logró una reconocida gira internacional en la que Pedro Sánchez fue el único de los presidentes que no recibió al líder venezolano.

La cita tiene lugar en medio de la polémica por el encuentro que mantuvo el ministro de Transportes español, José Luis Ábalos, con la vicresidenta Delcy Rodríguez en el aeropuerto de Madrid Barajas y se produce días después de la visita del líder opositor Juan Guaidó a España, durante la cual fue recibido por la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, pero no por el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez. En este sentido, Zapatero busca la fórmula para echar tierra sobre el ‘caso Ábalos’ y evitar que el régimen de Venezuela ponga en peligro al «gobierno progresista» del PSOE y Podemos, situándose él en el medio de las negociaciones.

Las ‘misiones’ de Zapatero en Caracas

El expresidente español, quien fue apodado ‘el príncipe’ por la propia Delcy Rodríguez, habría viajado hasta Caracas con el objetivo principal de “trazar una estrategia de cara al regreso de Juan Guaidó a Venezuela. Un tema que no sólo tiene que tratar con el régimen, sino también con los rusos que acaban de entrar al país”, afirman a Periodista Digital fuentes del gobierno interino. En este sentido, hacen referencia a la llegada del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov (quien ya afirmó que se reuniría con Nicolás Maduro y con Delcy Rodríguez).

El régimen de Nicolás Maduro ya afirmó su interés en capturar a Juan Guaidó a su llegada a Venezuela, pero Estados Unidos ya advirtió que habría una respuesta inmediata si ocurre algo con el presidente encargado de Venezuela. De ahí que la dictadura bolivariana esté moviendo su dos grandes piezas en el ajedrez internacional: Rusia y España, donde ya es conocida la labor a favor del régimen de José Luis Rodríguez Zapatero (en especial en materia de presos políticos, como ocurrió con Leopoldo López y las amenazas a Julio Borges). El objetivo es «ver cómo pueden desaparecer a Juan Guaidó de la política venezolana sin generar una intervención militar inmediata de Estados Unidos».

La segunda ‘misión’ del expresidente socialista es más evidente: intentar apagar el gran incendio que ha generado la reunión entre José Luis Ábalos y la vicepresidenta chavista Delcy Rodríguez en el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. En concreto, tendrá que “recuperar la intermediación entre el gobierno de España y el régimen chavista, por lo que dejarían al margen a otros ministros o funcionarios que puedan poner en ‘jaque’ la permanencia del gobierno progresista”. Además, tendrá que contentar a Delcy, quien “no ha quedado muy satisfecha por las presiones de la Policía Nacional, ni por cómo se tuvo que limitar a ciertas áreas del aeropuerto”.

Es importante recordar que, en las últimas semanas, José Luis Rodríguez Zapatero ha ido realizando una ronda de entrevistas en los medios de comunicación (tanto prensa escrita como radio y televisión) para intentar quitarle hierro al polémico ‘Caso Ábalos’, lo que ha desencadenado en un blanqueo directo al régimen de Nicolás Maduro, llegando a decir que Delcy Rodríguez (sancionada por la Unión Europea por las violaciones a Derechos Humanos) ha “trabajado siempre a favor de las medidas de libertad y de los derechos fundamentales”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído