El presidente encargado afirma que todos sus socios internacionales llevarán a cabo medidas específicas contra el régimen chavista, menos España

Juan Guaidó desnuda la pasión chavista de Pedro Sánchez: saca a España de su ofensiva contra Maduro

Juan Guaidó grabó un vídeo para anunciar su regreso a Venezuela. El presidente interino, que ha convocado a los ciudadanos para participar en multitudinarias manifestaciones, ha aprovechado para realizar un breve análisis de su gira internacional, donde dejó entrever un grave anuncio: el gobierno de Pedro Sánchez se desmarcará de la presión extranjera en contra del régimen de Nicolás Maduro. Un gesto que ya se dejó entrever cuando el líder del PSOE negó un encuentro personal con el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

En la grabación, difundida por el despacho de Presidencia de la República de Venezuela, se puede escuchar a Juan Guaidó afirmar que “durante este esfuerzo [la gira internacional] planteamos a los presidentes y jefes de Estado de Europa: Inglaterra, Alemania, Francia, Colombia, Canadá, Grecia, Austria, Holanda, y los Estados Unidos una serie acciones y medidas concretas para lograr la libertad de Venezuela y acabar con el sufrimiento de nuestra gente”.

Una gran ofensiva internacional donde no está presente España, lo que demostraría que el ‘plantón’ de Pedro Sánchez y la reunión de José Luis Ábalos con la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, fueron una primera demostración de un giro en la política exterior del gobierno de Pedro Sánchez a favor de la tiranía bolivariana. A pesar que los ministros y el presidente español repiten como loros la necesidad de elecciones en Venezuela, la actual visita de José Luis Rodríguez Zapatero y su ausencia en el plan estratégico de Juan Guaidó es una clara demostración de que el régimen chavista ha ganado un nuevo aliado.

El presidente encargado de Venezuela precisó que “nuestros aliados están dispuestos a aumentar la presión hasta el máximo nivel que haga falta. Es momento de frenar toda farsa acudiendo a la verdad”. Una frase que podría ser interpretada como un ‘zasca’ a los gobiernos, que como España, mantiene bonitas palabras a favor de la democracia y de la libertad, mientras que sus actos ayudan a la implementación del régimen chavista.

No en vano, es importante recordar que el gobierno de Pedro Sánchez sigue reconociendo al chavista Mario Isea como el embajador de Venezuela, pese a que es el representante de la delegación de Nicolás Maduro; mientras que el enviado de Juan Guaidó, Antonio Ecarri, sigue sin poder acceder a la Embajada y a sus funciones. Es importante destacar que desde Estados Unidos se han realizado varias críticas al ‘gobierno progresista’ por sus gestos a favor del dictador latinoamericano y sus socios.

Un peligroso regreso

Juan Guaidó advierte que “regresamos con la profunda convicción de que Venezuela va a ser libre y lograremos dejar a un lado la dictadura, la destrucción y el dolor que esta nos ha traído”. Sin embargo, existe una gran polémica si su entrada al país servirá para que el régimen de Nicolás Maduro le detenga y aprisione.

A pesar de que Diosdado Cabello afirma que no usarán a las fuerzas del Estado para capturarle, el expresidente español, quien fue apodado ‘el príncipe’ por la propia Delcy Rodríguez, viajó hasta Caracas con el objetivo principal de “trazar una estrategia de cara al regreso de Juan Guaidó a Venezuela. Un tema que no sólo tiene que tratar con el régimen, sino también con los rusos que acaban de entrar al país”, afirman a Periodista Digital fuentes del gobierno interino. En este sentido, hacen referencia a la llegada del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov (quien ya afirmó que se reuniría con Nicolás Maduro y con Delcy Rodríguez).

El régimen de Nicolás Maduro ya afirmó su interés en capturar a Juan Guaidó a su llegada a Venezuela, pero Estados Unidos ya advirtió que habría una respuesta inmediata si ocurre algo con el presidente encargado de Venezuela. De ahí que la dictadura bolivariana esté moviendo su dos grandes piezas en el ajedrez internacional: Rusia y España, donde ya es conocida la labor a favor del régimen de José Luis Rodríguez Zapatero (en especial en materia de presos políticos, como ocurrió con Leopoldo López y las amenazas a Julio Borges). El objetivo es «ver cómo pueden desaparecer a Juan Guaidó de la política venezolana sin generar una intervención militar inmediata de Estados Unidos».

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído