El coronel del Ejército bolivariano Rafael Antonio Franco Quintero está tramitando la ciudadanía española a través de las raíces de su padre

El ‘Billy el niño’ que sí le gustaría a Pedro Sánchez: Un peligroso torturador de Maduro habría solicitado la ciudadanía española

Rafael Antonio Franco Quintero es equiparable al torturador franquista ‘Billy el niño’. El coronel del Ejército bolivariano es uno de los torturadores más reconocidos del régimen de Nicolás Maduro. Su historial de crímenes de lesa humanidad y violación de Derechos Humanos es más larga que su trayectoria en las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (FANB), lo que le ha valido para haber sido sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El Coronel Franco Quintero fue el director de Investigaciones de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), donde se dedicó a la persecución, espionaje, captura y tortura de los presos políticos, estudiantes opositores y toda persona que era considera un objetivo por la ‘Revolución Bolivariana’, incluidos otros representantes del Ejército que no estaban a favor de Nicolás Maduro.

“Estados Unidos continuarán responsabilizando a las personas que están involucradas en el uso del régimen anterior de Maduro de la intimidación y la represión para atacar y silenciar a los opositores políticos, civiles inocentes y miembros de las fuerzas armadas”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, al momento de informar sobre la sanción internacional que recaía sobre Rafael Antonio Franco Quintero.

Es importante recordar que el Coronel Franco Quintero fue uno de los funcionarios que se encargó de torturar a Raúl Baduel (justamente quien encabezó la operación cívico-militar que restituyó en el poder a Hugo Chávez). Sus propios compañeros del Ejército han puesto de manifiesto lo nefasto que es el torturador chavista: “ese Coronel, en mi opinión, es un psicópata. Nunca imaginé que una persona así pudiese, no solo ser parte de la FANB, sino considerarse humano. Su paso por la Dgcim fue terrible”. ¿El motivo?, “él fue quien cambió toda la rutina y condiciones de encarcelamiento a condiciones infrahumanas”.

Quienes vieron cómo manejada la Dirección General de Contrainteligencia Militar aún guardan historias de la maldad de Rafael Antonio Franco Quintero:

“En una de las celdas habían cuatro jóvenes reos llaneros que tenían meses allí sin que sus familias supiesen si estaban vivos. Sus condiciones eran peores, ni siquiera se les permitía bañarse sino cada una o dos semanas, con la misma braga y ropa interior por no tener ningún familiar que se las llevase; usaban cuando se les permitía, la pasta y cepillos de dientes que les dábamos. Igual sucedía con el papel higiénico. No tenían ningún tipo de utensilio de higiene y su aspecto y conducta, dadas las severas condiciones, era como en las películas de guerra, que no levantan la cabeza y caminan arrastrando los pies; un grado de sumisión extremo provocado por este tipo de tortura blanca brutal, yo nunca había vivido o visto algo así”.

Como si fuera poco, el Coronel Franco Quintero participó en la masacre de Oscar Pérez (que fue ejecutado a sangre fría tras rendirse) y creó una red de secuestros y extorsión contra los presos políticos del régimen, por lo que ha terminado con las viviendas y coches de los sujetos encarcelados por sus ideas.

El torturador chavista ha vuelto a saltar a los medios de comunicación por ser una de las personas encargadas de organizar el ataque a Juan Guaidó y el secuestro de su tío una vez dentro del territorio venezolano. El Coronel Franco Quintero es justamente el director de Seguridad del Aeropuerto de Maiquetía (el principal de Caracas), siendo la persona que no sólo permitió el acceso de una mujer a una zona privada para garantizar la agresión al presidente encargado, sino que coordinó la llegada de los ‘colectivos’ bolivarianos y la desaparición del familiar de Guaidó.

Llegada a España

La reconocida periodista venezolana Ibéyise Pacheco advierte que Rafael Antonio Franco Quintero “podría obtener la ciudadanía española a través de su padre”, por lo que ironiza “que no se entere José Luis Rodríguez Zapatero porque quizá y le hace la gestión”. Sin embargo, y bromas aparte, resulta preocupante ante la recepción que ha tenido España con los empresarios chavistas y funcionarios como Richard Peñalver, uno de los pistoleros contra los manifestantes desarmados de Venezuela durante los sucesos del 11 de abril de 2002 en Puente Llaguno (Caracas).

Es importante recordar que Richard Peñalver fue una de las personas que aparecen en un vídeo disparando contra una manifestación pacífica en contra Hugo Chávez donde se registraron un total de 19 muertos. La justicia chavista le dejó en libertad después de que la defensa argumentó que el vídeo, del canal Venevisión, era un montaje y que los pistoleros en realidad se defendían de disparos de la policía metropolitana de Caracas. Las víctimas denunciaron que el proceso estuvo plagado de irregularidades. Todos estos motivos llevaron a que el Ministerio del Interior de España rechazó su petición de asilo en abril de 2019.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído