La vicepresidenta considera que la situación de crisis humanitaria carece de importancia

El aberrante desprecio de Carmen Calvo a las víctimas del régimen chavista: «Venezuela no le importa a nadie»

El aberrante desprecio de Carmen Calvo a las víctimas del régimen chavista: "Venezuela no le importa a nadie"
Carmen Calvo PD

La crisis del ‘caso Ábalos’ está mostrando la verdadera cara del ‘gobierno progresista’ de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. No sólo porque Nicolás Maduro reconoció abiertamente ante los medios de comunicación que son «amigos», sino por el desprecio que está mostrando el PSOE y Podemos con las víctimas del régimen criminal de Venezuela. Por ejemplo, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, mostró un aberrante desprecio ante la diáspora venezolana y a quienes luchan desde el país latinoamericano contra una de las peores dictaduras que existen en América Latina.

Sus polémicas declaraciones se producen en plena crisis diplomática por el país latinoamericano, después de que el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, se reuniera con Delcy Rodríguez, vicepresidenta del régimen de Nicolás Maduro, sancionada por la Unión Europea por crímenes contra los derechos humanos, en el aeropuerto de Barajas, y de que el presidente del Gobierno rebajara en sede parlamentaria a Juan Guaidó a líder de la oposición, mientras EEUU, la Unión Europea y la propia España le reconozcan como presidente encargado de Venezuela.

«Cuando quienes quieren que la política sea un combate inútil de cosas que a nadie le importan, pongamos Venezuela, pongamos Venezuela, nosotras haremos política con los problemas de aquí, con los que duelen», ha dicho Calvo.

Cabreo de la ministra de Exteriores

Arancha González Laya ha mostrado un cabreo máximo contra la prensa en la sede de Naciones Unidas en Nueva York. La ministra de Asuntos Exteriores de Pedro Sánchez fue aumentando el tono con cada pregunta de los medios de comunicación sobre Juan Guaidó o el cambio de la política exterior de España con respecto a Venezuela.

En un intento por zanjar la polémica por las declaraciones de Pedro Sánchez en la sesión de control del Congreso de los Diputados, donde afirmó que Juan Guaidó era “el líder de la oposición venezolana”, la ministra salvó la cara de su líder afirmando: «el señor (Juan) Guaidó es dos cosas a la vez: un presidente encargado y líder de la oposición en Venezuela».

Una versión que no terminó de convencer a los periodistas, quienes volvieron a preguntar cómo era posible que una misma persona fuese presidente encargado y líder opositor. Al verse contra la pared, Arancha González Laya copió la actitud altanera de su homólogo de Transportes, José Luis Ábalos, y mostró su carácter a los medios: “yo he dicho todo lo que tenía que decir con respecto a Venezuela”. Una frase que repitió hasta tres veces más mientras que su rostro mostraba la evidente molestia.

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído