ARACELI MANGAS MARTÍN HABLA ALTO Y CLARO

‘Delcygate’: una experta en Derecho Internacional desmonta la única mentira que aún sostiene a Ábalos

"Todo el espacio ocupado por un aeropuerto internacional, como el de Barajas o el del Prat en Barcelona, es territorio español. En los aeropuertos no hay ninguna frontera o línea fronteriza y no hay tierra de nadie"

'Delcygate': una experta en Derecho Internacional desmonta la única mentira que aún sostiene a Ábalos
Pedro Sánchez, José Luis Ábalos y Delcy Rodríguez

No será la primera vez que un ministro mienta, tampoco la última, pero el caso del encuentro del Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha dado una oportunidad única para que los españoles conozcan de derecho internacional.

No es fácil para un catedrático llamar el interés de sus alumnos para que no se duerman con un tema tan denso, imaginemos que el título de la clase sea, «Límites aéreos, marítimos y terrestres de España y espacio Schengen», no sería fácil de que un grupo masivo se interese. Pero en cambio, la visita de la vicepresidenta chavista, Delcy Rodriguez, al Aeropuerto de Madrid Barajas y su encuentro con José Luis Ábalos ha despertado un gran interés.

Por tal razón, este miércoles 19 de febrero de 2020 este tema fue explicado magistralmente en el diario El Mundo, lo hizo Araceli Mangas Martín, catedrática de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid.

Hay que comenzar diciendo que el actual Ejecutivo de España, encargado de proteger al Estado, así como fuentes policiales citadas por diferentes medios de comunicación, consideran que Delcy Rodríguez no pisó suelo español, esto aunque la vicepresidenta de la dictadura venezolana aterrizó en Madrid en una aeronave Dassault Falcon 900LX, con matrícula TC-AKE, que luego pasó a la sala VIP, donde pasó la noche, y posteriormente tomó otro vuelo en dirección a Doha (Qatar).

Sobre esto, Mangas Martín dice que, «Algunos medios de comunicación atribuyen a supuestos informes policiales que la vicepresidenta Rodríguez ‘no pisó suelo español’. No sé qué es ‘suelo’ español; pero sé lo que es el territorio español» y por ello explica que esta información está explicada en «el reglamento 2017/2063 del Consejo -que desarrolla las sanciones por tráficos ilícitos militares e informáticos con Venezuela– (y que) define que el ‘territorio de la Unión’ al que se refieren las prohibiciones son ‘los territorios de los Estados miembros, incluido su espacio aéreo'».

Todo el espacio ocupado por un aeropuerto internacional, como el de Barajas o el del Prat en Barcelona, es territorio español. En los aeropuertos no hay ninguna frontera o línea fronteriza y no hay tierra de nadie; en ellos se ejerce la función soberana del control fronterizo. No hay espacios muertos. Todo su terreno es territorio español. Periodistas y políticos, Ábalos y toda la indigencia intelectual del Congreso de los Diputados aceptaron la fantasía de una inexistente zona internacional al margen del territorio nacional en el aeropuerto internacional.

Pero la catedrática no se queda allí, y explica que los políticos, periodistas y tertulianos han pretendido dar una explicación «falsa e inaceptable» al hablar de la «zona internacional de un aeropuerto», pues este no goza de ningún tipo de «estatuto internacional» y se remite a un ejemplo penal para aclarar algo que ya estaba meridianamente claro.

Un aeropuerto no goza de estatuto internacional salvo en la fantasía de periodistas y políticos… Cualquier conducta o acto delictivo cometido en esa zona se somete a la ley y jurisdicción española; no es una terra nullius o sin soberano. Esas zonas son técnicamente zona de tránsito dentro del territorio nacional a fin de ejercer la función de control fronterizo que es imposible hacer en el aire en el preciso momento del cruce de la frontera aérea, o dentro del avión al aterrizar, o cuando bajan la escalera o salen del finger, explica en el artículo publicado en El Mundo.

Para concluir este punto, la experta que también es Académica de Número de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, deja claro que la zona de transito es utilizada para que las personas que no reúnan los motivos para ser admitidas en se queden hasta que se resuelva su devolución, detención o solicitud de asilo, pero que son parte del territorio.

Pero es aquí donde toma vital relevancia la Decisión 2017/2074 del Consejo de 13 de noviembre de 2017, que aclara que «A los sancionados venezolanos no se les puede permitir que entren ni en zonas de tránsito». Y además destaca que «la prohibición para el ingreso es en la totalidad del territorio de soberanía. No pueden entrar en el espacio aéreo ni para escala técnica». Y es en este punto donde vuelve a desmentir a estos nuevos políticos que venían a regenerar las instituciones:

«Se ha dicho que fue escala técnica, falso; la escala técnica, según las normas de la OACI, solo se permite para repostar o reparar daños graves en la aeronave o atender a personas en extrema gravedad», explica Araceli Mangas Martín.

Por esto, la experta concluye que la sancionada Delcy Rodríguez, efectivamente «entró en territorio español», y que lo hizo al «cruzar el espacio aéreo aunque no pasara por el control fronterizo», y deja expuesta la violación (deliberada) cometida por el gobierno socialcomunista, por mucho que lo hayan negado.

«El Gobierno de España violó la prorrogada Decisión 2017/2074 y la Decisión 2018/901 que le prohíbe expresamente a ella la entrada en la UE. Y se motiva en la Decisión: «Por usurpar las funciones de presidenta de la Asamblea venezolana [las de Guaidó] al presidir la inconstitucional Asamblea constituyente creada por Maduro sin respetar la propia Constitución chavista. Maduro no respeta al Parlamento venezolano de mayoría opositora, tras negarse a reconocer el triunfo de la oposición en las elecciones y falsear los resultados».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído