LA MINISTRA DE IGUALDAD, CALLADA COMO UNA PUERTA ANTE LA NEGATIVA A INVESTIGAR QUÉ PASA EN LOS CENTRO TUTELADOS

Irene Montero recurre a influencers que maquillen su gestión en pleno escándalo de los abusos sexuales a menores

La podemita se llena la boca de un feminismo que rompe sus propio partido en Baleares y Comunidad Valenciana

Irene Montero recurre a influencers que maquillen su gestión en pleno escándalo de los abusos sexuales a menores
Irene Montero.

Tiene un papo que no puede con él. Mientras su partido se ha negado resueltamente a investigar los casos de abusos a menores en las islas Baleares y en la Comunidad Valenciana, la ministra de Igualdad, que algo tendría que decir al respecto, prefiere seguir utilizando su chiringuito institucional para darse pote y hacer de su puesto oficial un anuncio propagandístico en sesión continua.

Irene Montero decidió aparcar la palabra vergüenza en los exteriores de su departamento y, lejos de exigir responsabilidades por un turbio asunto, opta por mirar hacia otro lado (además ya está su pareja y vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, para dar la versión oficial de lo que piensa Podemos cuando le preguntan por estos casos de abusos) y dedicarse al autobombo.

Así, el 21 de febrero de 2020 decidió que era una excelente idea poner su ministerio a disposición de unos influencers, activistas de las redes sociales muy entregados a la causa podemita y que, evidentemente, no venían a hablar de los casos de menores prostituidas, sino a hacer causa con el feminismo.

El vídeo subido a las redes sociales por la cuenta oficial del Ministerio de Igualdad da una idea exacta de que a Irene Montero lo que le interesa es mostrar un mundo maravilloso, un happy flower donde nunca pasa nada, donde todo es fiesta, alegría y sorpresas de cumpleaños.

Si este escándalo de los abusos a menores sucede con el Partido Popular y este se niega a aprobar una comisión de investigación, habríamos visto a la locuaz Irene Montero saltar como una posesa. Pero como expertos en cabalgar en contradicciones, ahora a la podemita no le importa pasarse por la piedra sus propios principios.

¿CRITICAR LOS ABUSOS A MENORES? NO, POTENCIAR POLÍTICAS FEMINISTAS

¿Y hablaron estas influencers o le afearon a la señora Montero que, por ejemplo, se haya incrementado el número de delitos sexuales o que hayamos tenido el arranque de año más negro en cuanto a la mal llamada violencia de género se refiere? No, se habló de que había que potenciar más políticas feministas.

Si no fuera por la gravedad del asunto en cuestión, que es el abuso sexual hacia menores tuteladas, las risotadas en esos centros se escucharían hasta en Ganímedes. Y es que la titular de Igualdad, aplicando la máxima comunista, es una perfecta alumna aventajada del no es lo mismo predicar que dar trigo. Y a los podemitas lo de predicar se les da de lujo. Otra cosa, por supuesto, es actuar ante el escándalo y como los suyos se niegan, Montero se queda con la boca callada, a ver si así está más guapa…y más sectaria.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído