El fundador de Podemos y exasesor de la dictadura venezolana busca restar importancia a las grabaciones del encuentro de José Luis Ábalos y Delcy Rodríguez

La dantesca bobada de Monedero para blanquear el ‘Delcygate’: «Ni Ana Rosa Quintana tiene estas cintas de Barajas»

Juan Carlos Monedero sigue esforzándose por blanquear al régimen de Nicolás Maduro y, ahora, a sus nexos con el gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. El fundador de Podemos está buscando ridiculizar una de las polémicas más incómodas para el gobierno progresista del PSOE y Podemos: la reunión ‘secreta’ entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, dentro del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. De ahí que hiciera una patética burla de la grabación realizada por las cámaras de seguridad y que, por orden judicial, no pueden ser destruidas.

El exasesor del régimen chavista publicó un montaje del final de la película ‘Casablanca’ y cambió los diálogos por unas versiones pseudo románticas del encuentro de José Luis Ábalos y Delcy Rodríguez. Junto al vídeo estaba la frase:

“Ni la cadena SER ni Ana Rosa Quintana. Aquí, en la frontera, las cintas con el encuentro en el aeropuerto de Barajas, en la zona internacional (es decir, espacio que no es Schengen) entre @DrodriguezVen y @abalosmeco. Gracias al presidente @NicolasMaduro por sus gestiones”.

En este sentido, terminó involucrando a Ana Rosa Quintana y a la Cadena SER en su patético intento de ayudar a disolver la polémica del ‘Delcygate’.

Los esfuerzos de Monedero forman parte del nerviosismo que existe entre los socialistas y comunistas de España a que las imágenes se filtren por algún canal y condenen el futuro del ‘gobierno progresista’. No en vano, podrán ser la evidencia definitiva tanto de toda una avalancha de mentiras por parte de José Luis Ábalos, así como de la vinculación en el escándalo de otras importantes figuras políticas como el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias; y el presidente Pedro Sánchez.

Tensión por las imágenes

El Ministro de Transportes ha afirmado estar «encantado» con que un juez haya ordenado que AENA conserve los vídeos de vigilancia del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez de la noche en la que ocurrió su encuentro con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez. Sin embargo, su tranquilidad no está en el deseo de que se aclare todo lo ocurrido, sino en la confianza en que las imágenes nunca saldrán a la luz.

El hombre de confianza de Pedro Sánchez ha asegurado que le parece «muy bien» que dichas grabaciones se conserven porque no había «ningún interés en que dejen de estar». No obstante, está tranquilo de que nadie las podrá ver. En este sentido, ha recordado que la Ley de protección de datos establece un máximo de treinta días para conservarlas, y no un mínimo, y «ahí siguen», además de asegurar que si por él fuera preferiría que se vieran, porque «se aclararían muchas cosas», pero oportunamente recuerda que la Ley de Protección de Datos impide su visualización.

Fuentes del Gobierno han apuntado, en este sentido, que si el juez hubiera visto algo contra Ábalos se habría inhibido y habría remitido el asunto al Supremo, y eso no ha pasado. José Luis Ábalos ha recalcado que un juez no puede permitir la visualización de estas grabaciones y en este caso sólo ha dicho que se conserven.

Presiones de AENA

La primera cabeza en rodar por el ‘Delcygate’ ha sido la de un vigilante de la empresa de seguridad Ilunion. La firma, del Grupo ONCE, abrió un expediente disciplinario a uno de sus vigilantes de la zona VIP del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez después de que permitiese el acceso de un periodista de OkDiario para tomar imágenes de la zona donde se celebró una parte del polémico encuentro entre la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, y el ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, el pasado 20 de enero.

Las fuentes de la Dirección de Seguridad de AENA reconocen a Periodista Digital que el ministerio de Transportes impulsó la destitución del trabajador. “Llevan desde el primer día presionando para descubrir a quiénes son los funcionarios detrás de las filtraciones a los medios de comunicación. Cuando salió la noticia con las imágenes de la Zona VIP del Aeropuerto, fueron quienes rápidamente exigieron a la Dirección de Seguridad de AENA que tomarán las medidas oportunas”, explican.

El vigilante fue uno de los dos que trabajaron la noche del polémico encuentro entre Delcy Rodríguez y José Luis Ábalos. “Ellos tenían los ojos encima. Pero no ha gustado nada ni la publicación de las imágenes de la sala VIP, ni mucho menos la declaración ante notario todo lo que ocurrió aquella madrugada del 20 de enero. En este sentido, con las imágenes de OkDiario le pusieron a huevo que le apartasen de una posición que le resultaba del todo incómoda al gobierno”, matizan a Periodista Digital.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído