El portavoz del PP destrozó al presidente por sus trolas brutales

Javier Maroto humilla a Sánchez ante el Senado por el ‘Delcygate’: «Ser mentiroso es peor que ser ineficaz»

Javier Maroto humilló sin compasión a Pedro Sánchez en la primera sesión de control al Gobierno en el Senado. El portavoz del Partido Popular aprovechó la presencia del líder del PSOE para exigirle explicaciones sobre la polémica reunión ‘secreta’ entre su ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Nicolás Maduro Moros, Delcy Rodríguez. Un tema que despertó inmediatamente la molestia del presidente de España, quien perdido por los nervios terminó por confirmar su giro en la política externa y tildar de “gobierno reconocido” a la dictadura bolivariana.

A pesar de que Pedro Sánchez se encerró en el argumento de que José Luis Ábalos sólo evitó un conflicto diplomático con “un gobierno, que al margen de las consideraciones que tengamos todos los grupos parlamentarios aquí presentes, pues ostenta la representación oficial de su país ante los organismos internacionales y ante 180 países del mundo”. En este sentido, reconoce que el presidente de Venezuela sería el tirano Nicolás Maduro. Sin embargo, Javier Maroto no le ‘compró’ el argumento que lleva semanas (sin éxito) intentando colocar el ministro de Transportes.

El portavoz del Partido Popular, tras escuchar la respuesta del líder del PSOE, reconoció que “hoy no me queda más remedio que decirle a usted la verdad: Señor Sánchez, la mentira es la peor cualidad de cualquier político, peor incluso que la ineficacia. Y usted señor Sánchez sin ponerse colorado ni una sola vez, miente”. Una estrategia que, según explica Maroto, le sale gratis a los socialistas y, por eso, la utilizan tanto:

“Cuántas mentiras más para tapar la gran verdad (…) Lo hacen porque quien preside el gabinete [Pedro Sánchez] hizo de la mentira la forma de hacer política. Nos mintió a todos cuando dijo que ‘no pactaré con los independentistas’ y mire dónde está (…) mintió cuando dijo que no podría formar un gobierno con Podemos dentro, que le quitaba el sueño; ahora, duerme a pierna suelta y escucha muy atentamente las recomendaciones del señor Iglesias, especialmente sobre RTVE y el CNI”, lo remató Maroto.

Justamente atribuyó a Pablo Iglesias y al expresidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, el radical cambio en la política exterior: “Quizá Iglesias o Zapatero le han convencido ya de que Maduro es todo un demócrata”. Sin embargo, una de las ‘estocadas’ que más dolieron fueron demostrar que, contrario a lo que afirmó Carmen Calvo, el caso de Venezuela sí importa en España y a su sistema de justicia:

“Si me acepta un humilde consejo, le diría que no siga las recomendaciones de Carmen Calvo cuando dice eso de que ‘Venezuela no le importa a nadie’ y que el ‘caso Ábalos no le importa a nadie’. Mire, sí importa y cada vez importa más. Importa a Portugal, una vez que se han dado cuenta que se ha violado su espacio aéreo por una maniobra de su gobierno. Importa a Francia cuando se han descubierto maniobras para que no se reciba ahí a Juan Guaidó. Le importa a Felipe González cuando dice que Delcy Rodríguez no tenía que haber aterrizado en el Aeropuerto de Madrid. Fíjese si importa, que hasta a la justicia le importa y ya están detrás de ustedes, detrás de este caso y de Ábalos. Mire si importa”.  

Para terminar de dejar por los suelos al presidente, el portavoz del Partido Popular afirmó que “lo normal hubiera sido que hubiera cesado al señor Ábalos, pero entonces también tendría que haberse cesado a sí mismo».

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído