Sandra Gutiérrez logró reunir las donaciones a través de la plataforma Gofundme

Una ciudadana recauda 3.700 euros para ayudar al vigilante de seguridad suspendido de empleo y sueldo por el ‘Delcygate’

Una ciudadana recauda 3.700 euros para ayudar al vigilante de seguridad suspendido de empleo y sueldo por el 'Delcygate'

La primera cabeza en rodar por el ‘Delcygate’ ha sido la de J.S.M., vigilante de la empresa de seguridad Ilunion.

Como adelantó Periodista Digital el 21 de febrero, la firma del Grupo ONCE abrió el expediente disciplinario tras la publicación de las imágenes de la terminal Ejecutiva publicadas por un periodista de OKdiario. J.S.M fue suspendido por dos meses de empleo y sueldo.

Una ciudadana española, Sandra Gutiérrez, ha utilizado los canales de crowdfunding para ayudar al trabajador quien ha demostrado «su valor y su defensa de España y de la verdad».

A través de un evento privado celebrado en un bar en la zona de Moncloa al que ha podido acceder Periodista Digital, la ciudadana hizo entrega de las donaciones recopiladas a través de la plataforma ‘Gofundme’, donde los españoles han arropado al vigilante con una recolecta de 3.687 euros que ayudarán al trabajador para hacer frente a sus deudas mientras dura la suspensión de dos meses de empleo y sueldo determinada por la empresa de seguridad Ilunion.

Es intolerable que llunion suspenda a esta persona por defender España de sus enemigos, por ser un valiente y decir la verdad de lo que vio. Proteger a una torturadora y a los que se reúnen con ella no puede quedar impune en un supuesto Estado de Derecho. Ilunion ha cometido una gran injusticia que le va a pasar factura como empresa. Por eso, los ciudadanos queremos apoyar a este trabajador públicamente y económicamente, y felicitarle por lo que ha hecho por España”, explica la página de ‘Gofundme’.

Cabeza de turco

Es importante recordar que fuentes de la Dirección de Seguridad de AENA reconocen a Periodista Digital que el Ministerio de Transportes impulsó la destitución del trabajador. “Llevan desde el primer día presionando para descubrir a quiénes son los funcionarios detrás de las filtraciones a los medios de comunicación. Cuando salió la noticia con las imágenes de la Zona VIP del Aeropuerto, fueron quienes rápidamente exigieron a la Dirección de Seguridad de AENA que tomarán las medidas oportunas”, explican.

Sin embargo, lo que no esperaban es que la sociedad se volcaría con el trabajador quien incomodó a José Luis Ábalos y el resto de su gobierno tras realizar una declaración jurada de todo lo que ocurrió en la madrugada del 20 de enero dentro del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.

Las fuentes internas del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez precisan que, tras las presiones del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, la Dirección de Seguridad de AENA interpuso la denuncia ante la Guardia Civil (organismo que tiene el control de seguridad del aeropuerto y de la competencia aérea) lo que llevó a Ilunion a tomar medidas disciplinarias contra el trabajador.

Si bien reconocen que “sí se puede entender que hubo un incumplimiento de su función de seguridad”, también advierten que “sabemos que se ha agravado por todo el peso que tiene la reunión de Ábalos con Delcy Rodríguez para el gobierno. No quieren dejar ni un solo cabo suelto a través del que sigan apareciendo informaciones nuevas en los medios de comunicación o que incluso se puedan terminando por filtrar las imágenes de las cintas de seguridad”. De ahí que sentencie: “hay mucho miedo y presión interna. Todos estamos bajo vigilancia y cada movimiento está siendo supervisado”.

Apoyo a pie de calle

Alternativa Sindical ha convocado una manifestación en la sede del Ministerio de Transportes para el próximo 12 de marzo a las 12.00 horas. La organización tomó la decisión de ir a las calles después de que se confirmara la sanción impuesta por Ilunion al vigilante, al que le impusieron una suspensión de empleo y sueldo por dos meses, después de responsabilizarlo por las fotos publicadas por OKDiario de la sala ejecutiva donde tuvo lugar la reunión que en territorio español sostuvieron José Luis Ábalos y la vicepresidenta de Maduro, Delcy Rodríguez.

El grupo sindical afirma que llevará adelante esta protesta callejera porque creen que la sanción impuesta al vigilante ha sido «auspiciada por las presiones de AENA y el Ministerio de Transportes sobre la empresa del Grupo ONCE» porque este fue «testigo y denunciante de los hechos que instruye el Juzgado 31 de Madrid”.

Según el portavoz de Alternativa Sindical, Alberto García, esta sanción no hace más que confirmar lo que denunciaba el sindicato, «que la cabeza de turco en este caso es el trabajador».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído