España es el octavo país de la UE en cerrar las fronteras, pese a ser uno de los focos de contagios más grandes

Marlaska, tarde y mal: cierra ahora las fronteras de España y censura las redes

Marlaska, tarde y mal: cierra ahora las fronteras de España y censura las redes
Fernando Grande-Marlaska y José Luis Ábalos PD

El gobierno de Pedro Sánchez sigue demostrando ser tan lento como patoso al momento de combatir al coronavirus. En esa línea marcada desde el Ejecutivo, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado que a partir de la próxima medianoche de este lunes 16 de marzo de 2020 se restablecerán los controles de fronteras terrestres, hasta el fin del estado de alarma.

Desde el Palacio de la Moncloa, Grande-Marlaska ha señalado que solo se permitirá la entrada de españoles, residentes en España y se prevén otros motivos de fuerza mayor. Una medida que se ha aplicado en otros países con un número mucho menor de casos y que, ahora, podría llegar de forma tardía ante el elevado y constante repunte de los datos de nuevos infectados en España.

Es importante recordar que, para este lunes 16 de marzo por la mañana, ya había siete países de la Unión Europea que habían notificado a la Comisión Europea que han impuesto controles en sus fronteras interiores: Austria, Hungría, República Checa, Dinamarca, Polonia, Lituania y Alemania.

El ministro adelanta que la medida fronteriza tampoco afectará al personal diplomático extranjero, en desplazamientos vinculados a su actividad, ni al transporte de mercancías, «con el fin de asegurar la continuidad de la actividad económica y preservar la cadena de abastecimiento».

Portugal y Francia ya estaban avisados de la medida, ya que el Gobierno español adelantó este domingo 15 de marzo que esta decisión era muy probable. En este sentido, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, habló con el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro de Portugal, Antonio Costa.

En cuanto a las fronteras marítimas y aéreas, se ha limitado a señalar que se pueden considerar todas las posibilidades en función de las circunstancias de cada momento.

Transparencia con aroma de censura

El Ministerio del Interior mostró su preocupación por el aluvión de noticias fake y bulos en las redes sociales. En este sentido, ha encargado a la Comisaría General de Información, especialista en la lucha antiterrorista y gran criminalidad, la misión de «detección de elementos hacktivistas que pudiesen intentar desestabilizar el país mediante el desarrollo de campaña (de desinformación)».

Una medida que, de cumplir con su papel principal, ayudará a garantizar las informaciones transparentes, pero que en algunos sectores de la oposición están viendo como una ventana institucional para la censura de las informaciones que sean incómodas para el equipo del PSOE y de Podemos.

Medidas incompetentes

El gobierno de Pedro Sánchez ya demostró su incapacidad de controlar las medidas internas de paralización del tránsito de ciudadanos.

Después del colapso de viajeros que se ha producido este 16 de marzo de 2020 en la estación de Atocha, el Gobierno no ha aprendido la lección y es probable que en los próximos días se viva una situación similar.

Así lo ha reconocido la secretaria general de Transportes, María José Rallo del Olmo: «Ha habido algún problema operativo específico que ha hecho que en algún tren concreto se haya producido una cierta sensación de aglomeración de las personas, tenemos que ser conscientes de que estamos en un momento de una gran vulnerabilidad por parte de todos, los problemas técnicos u operativos ocurren de manera probabilista cada cierto tiempo».

Según Rallo, esta situación «es inevitable que ocurra de cuando en cuando», y el Gobierno está «trabajando para tratar de minimizarlos en estos momentos tan sensibles. Concretamente mañana en la línea C5 de cercanías de Madrid se va a producir un refuerzo de servicios con objeto de tratar de reducir esa sensación de aglomeración en algunos trenes».

La secretaria general de transportes ha insistido en que «el número de casos en los que se ha producido aglomeración son contados, son mínimos» y que «el nivel de ocupación de los cercanías esta mañana ha estado entre el 20 y 30 por ciento de lo que es un día normal en los diferentes núcleos de España».

 

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído