Los casos en Italia y Francia son muy inferiores a los contagios políticos de los españoles

Coronavirus: España ‘presume’ de la tasa más alta de políticos con COVID-19

Coronavirus: España ‘presume’ de la tasa más alta de políticos con COVID-19
Políticos con coronavirus PD

La Organización Mundial de la Salud (OMS) volcó su preocupación de China a Italia, España e Irán ante el elevado número y ritmo de nuevos ciudadanos infectados por el coronavirus. Sólo en nuestro país ya hay más de 13.000 afectados y hasta dentro de diez días no se prevé que la curva empiece a descender. Sin embargo, los españoles destacan por otro dato curioso: es la nación con el mayor número de políticos con el COVID-19.

Hasta la fecha, en Francia sólo hay dos políticos afectados por el coronavirus. El ministro de Cultura, Franck Riester, es el único responsable gubernamental en haber hecho público su contagio. Sin embargo, se prevé que el diputado conservador del departamento de Haut-Rhin en la Asamblea Nacional Francesa también lo esté, ya que fue hospitalizado con signos de infección.

En Italia, la figura política más importante que dio positivo fue el secretario general del Partito Democrático, Niccola Zingaretti. A partir de ahí, solo se podrían sumar a algunos alcaldes y consejeros de los ayuntamientos de las primeras zona infectadas en Lombardía, epicentro de los contagios en Italia.

Sin embargo, la situación es muy distinta en España, donde las cifras de contagio entre la clase política mucho más extendidas.

Políticos con COVID-19

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, anunciaron en apenas 24 horas de diferencia haber dado positivo en el análisis. En el caso de la presidenta madrileña se sometió a una segunda prueba al no haberle sido detectado la primera vez, cuando todavía no presentaba síntomas, aunque ha asegurado encontrarse «con total normalidad».

Torra también comunicó públicamente su contagio y se encuentra confinado en la Casa del Canonges. Pere Aragonès aseguró que pese al positivo está “en perfecto estado de salud” y que seguiría trabajando desde casa.

El caso de Aragonès se dio a conocer junto al del Defensor del Pueblo catalán, Rafael Ribó, a quien también se le detectó el patógeno tras presentar fiebre y síntomas respiratorios leves.

Efectos del 8-M

Dos días después de la marcha feminista del 8 de marzo y del mitin de Vox en Vistalegre, el secretario general del partido, Javier Ortega Smith, fue el primer político de ámbito nacional en anunciar su positivo por coronavirus.

Poco después, el líder de Vox, Santiago Abascal, y la diputada de la misma formación, Macarena Olona, que también estuvieron en el acto de Vistalegre, anunciaron a través de las redes sociales que se habían sometido a las pruebas en un laboratorio privado y que permanecían en cuarentena por sus respectivos positivos. Una semana después, Abascal ha informado de que ha superado la enfermedad «sin síntomas».

La ministra de Igualdad, Irene Montero, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, dieron también positivo en las pruebas y el Ejecutivo se vio obligado a reducir al mínimo el contacto de sus miembros ante la posibilidad de que hubiera más contagiados.

El propio vicepresidente primero y pareja de Montero, Pablo Iglesias, se puso en cuarentena -que rompió para asistir al Consejo de Ministros del pasado sábado- y la mujer del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, que también estuvo en primera fila junta a las ministras socialistas, anunció haber sido infectada por coronavirus.

Otras dirigentes, como la expresidenta del Congreso y ahora diputada del PP Ana Pastor o el exsecretario general de la OTAN Javier Solana, también se han visto afectados. En el caso de Pastor, se encuentra en su casa y el contagio ha sido leve, mientras que Solana ha sido hospitalizado.

El hecho de que tantos políticos se hayan sometido a la prueba -en muchos casos sin presentar síntomas- ha suscitado polémica, ya que otros potenciales afectados, desde médicos a familiares de fallecidos por el virus, llevan días a la espera para poder hacer las pruebas. 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído