«Hugo Chávez tenía razón. ¡Exprópiese!»: la desquiciada propuesta del comunismo español para combatir al coronavirus

"Hugo Chávez tenía razón. ¡Exprópiese!": la desquiciada propuesta del comunismo español para combatir al coronavirus
Hugo Chávez, Nicolás Maduro y Pablo Iglesias PD

El dictador Hugo Chávez expropió más de 3,6 millones de hectáreas a empresas y familias venezolanas que nunca vieron un solo bolívar por ellas. Posteriormente, se aplicaron las mismas medidas a las empresas bajo la excusa de la “soberanía alimentaria”, lo que llevó a ‘nacionalizar’ más de 100 empresas del sector. Ahora, quedó demostrado que todo se trató de una estrategia para robarse el capital privado, mientras que la población sigue en la mayor hambruna de América Latina. Sin embargo, este es el modelo que los comunistas españoles están solicitando que se implemente durante la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus.

“Cuando una pandemia provoca que mucha gente acabe dándose cuenta de que el interés colectivo de la sociedad debería estar siempre por encima del lucro privado y del egoísmo individual. Sí, Hugo Chávez tenía razón. ¡Exprópiese! (además, lo ampara el art. 128 de la Constitución)”, publica en las redes sociales la politóloga catalana Arantxa Tirado.

La misma que, como ha conocido Periodista Digital, es financiada por el régimen tanto para blanquear a la dictadura de Nicolás Maduro en España como para promover las ideas ‘bolivarianas’.

Sin embargo, no ha sido la única que ha puesto sobre la mesa la ‘carta’ de las expropiaciones al sector privado, a pesar de que justamente es aquel que más está contribuyendo a paliar los efectos de la pandemia, mientras que las grandes fortunas del comunismo y socialismo se esconden en sus palacios de cristal.

Lejos de solicitar la implicación y “repartición de la riqueza” a Javier Bardem, Jordi Evolé o El Gran Wyoming (con reconocidas fortunas y pensamiento ‘progre’), los comunistas españoles ponen la mira en aquellos que históricamente han considerado el ‘enemigo’ de la ‘clase obrera’.

Portavoces chavistas

Antonio Maestre también está coqueteando con las expropiaciones al estilo ‘bolivariano’. A las puertas de los días más duros de la crisis sanitaria por el coronavirus, el tertuliano ha aprovechado su participación en el programa ‘Al Rojo Vivo’ de laSexta para dejar caer la idea de las nacionalizaciones aprovechando el desconcierto general por la pandemia proveniente de China.

“Yo no tengo mucho conocimiento absoluto para conocer cuál es la mejor manera para proveer de nuevos respiradores y cuál es el elemento fundamental, si hay que nacionalizar empresas de suministros sanitarios. Es complicado”, ha afirmado Antonio Maestre. Ese que ahora busca en la expropiación de las inversiones privadas la solución para la falta del material médico y que sólo unas semanas atrás se burlaba de aquellas personas que ya estaban usando mascarillas.

Es importante recordar que el tertuliano afirmó, el pasado 25 de febrero, en su cuenta de Twitter que “es más probable morir atropellado porque la mascarilla para protegerte del coronavirus se mueva y te tape los ojos que por el propio virus».

Expropiación ‘sobre ruedas’

Pablo Echenique también ha utilizado las redes para solicitar la expropiación de las empresas privadas. En un tweet publicó el número “128.2”, lo que es una referencia al artículo de la Constitución con esa numeración, que Podemos ha reivindicado en numerosas ocasiones como uno de los más importantes de la Carta Magna.

Un artículo que reconoce la legitimidad de la acción pública en la economía, incluso la intervención de empresas, si así lo requiere el interés general. De hecho, en su punto uno señala que «»toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general».

Y a continuación, en un segundo punto, afirma que «se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica». «Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio, y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general», prosigue.

De esta manera, Echenique, amparado en la Constitución, ha sacado su lado más extremista y el más cercano a los postulados chavistas, esos que permiten nacionalizar y expropiar a las empresas.

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído