El líder del PSOE da un mitin de una hora echando a los demás la culpa de una epidemia que causa ya 1.326 muertos

Pedro Sánchez oculta en su patética comparecencia televisiva que la OMS le advirtió de que tomara medidas contra el COVID-19

Una rueda de prensa melodramática con ojos llorosos pero sin una sola solución a la crisis

Tiene la cara de hormigón armado, pero está claro que le da lo mismo, sobre todo porque ahora comparece en las ruedas de prensa sin periodistas a los que tener que mirar a los ojos.

Pedro Sánchez compareció en la noche del 21 de marzo de 2020, como siempre en horario del Telediario de TVE, para autojustificarse ante la epidemia de coronavirus que deja ya en España 24.926 infectados y 1.326 muertos.

El mensaje, en resumen, es que la culpa es de los demás.

Eso sí, el presidente del Gobiern ocultó a los españoles un dato esencial, que el 30 de enero de 2020, es decir con casi un mes y medio de antelación a que el coronavirus comenzase a provocar en España una auténtica sangría, la Organización Mundial de la Salud, la OMS, le avisó de que tenía que tomar medidas ante la que se le avecinaba.

Al jefe del Ejecutivo socialcomunista lo único que le interesó en su melodramática comparecencia, escoltado por su secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, fue intentar poner contra las cuerdas a la oposición con un chantaje indigno.

Con una desvergüenza inaudita, el mismo que amenazaba con el fuego del infierno judicial a Rajoy durante la crisis del ébola, en la que no murió nadie en España a excepción de un perro, llegó a pedir a los partidos políticos que le arropen frente a las críticas y que eviten subrayan su incompetencia, negligencia y titubeos en esta crisis.

Incluso, en un exceso propio de Sánchez, dijo ante las críticas recibidas por parte de los gobiernos madrileño y catalán que:

Nadie de mi Gobierno va a polemizar con ninguna administración ni partido político.

Sánchez tiene el vicio de revestir de solemnidad cualquier memez.

En pleno avance imparable de la pandemia, con 324 muertos más en un sólo día, el presidente socialista se envolvió en un perfil melodramático para no anunciar absolutamente nada. Para no decir absolutamente nada.

LA OMS NO SE CALLA Y DEJA AL PRESIDENTE POR MENTIROSO

El problema es que al ‘okupa’ de La Moncloa le estallan los datos en la cara y, especialmente, las fechas.

El presidente aseguró durante la rueda de prensa, más bien monólogo, que él asumía toda la responsabilidad de la gestión y que si de algo se enorgullecía es que España había sido el país miembro de la Unión Europea en adoptar las medidas más duras.

Cierto a medias, pero ya a toro pasado, cuando la pandemia se cebó sobre el país, especialmente a partir del 9 de marzo de 2020, justo horas después de haberse celebrado en España cientos de manifestaciones con motivo del 8-M, del Día Internacional de la Mujer.

La propia OMS, en sus informes sobre esta pandemia, dejaba bien claro lo siguiente, amén de establecer un plan de acción transfronterizo, ya que esta pandemia no conoce ni de barreras ni de nacionalidades:

El Comité está convencido de que todavía es posible interrumpir la propagación del virus, si los países aplican medidas sólidas para detectar pronto la enfermedad, aislar y tratar los casos, hacer seguimiento de los contactos y promover medidas de distanciamiento físico en las relaciones sociales que estén en consonancia con el riesgo. Los países deben procurar, principalmente, reducir la infección en las personas, evitar la transmisión secundaria y la propagación internacional y colaborar con la respuesta mundial frente al virus.

¿Y qué hizo el Gobierno de España? Callarse como una puerta y fiarlo todo a que no se le estropease la foto feminista.

Por eso, por mucho que ahora Sánchez lo oculte, siempre se quiso reducir el COVID-19 a la categoría de gripe…hasta que le han visto, demasiado tarde, las orejas al lobo.

Yendo a los datos fríos e inmanipulables, lo cierto es que el 8-M España registraba solo 17 muertos por coronavirus y poco más de 600 infectados.

En solo 24 horas, el lunes 9 de marzo de 2020, se había llegado a casi 1.100 contagiados y 28 fallecidos. El resto de la película ya saben como ha proseguido, con cifras escalando exponencialmente y con cifras diarias ya de dos ceros en la cantidad de decesos.

Queremos seguir siendo un medio de comunicación libre

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

CONTRIBUYE

 

 

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído