LA GESTIÓN INFORMATIVA DEL CORONAVIRUS POR LOS GOBIERNOS DE ESTADOS UNIDOS, FRANCIA E ITALIA DISTA MUCHO DE LO QUE SE ESTÁ HACIENDO EN ESPAÑA

Pedro Sánchez, a la vanguardia mundial en el COVID-19: filtrando preguntas e imponiendo a un censor

Pedro Sánchez, a la vanguardia mundial en el COVID-19: filtrando preguntas e imponiendo a un censor
De izquierda a derecha: Miguel Ángel Oliver, Ivan Redondo y Pedro Sánchez.

La crisis del coronavirus ha dejado a España como el segundo país de Europa que más padece por la contagiosa enfermedad a día de hoy, con 2.229 muertos y más de 35.000 afectados.

La gestión de esta crisis por parte del Gobierno de Pedro Sánchez está en el ojo del huracán, por no tomar medidas de forma oportuna ante lo que muchos veían venir, pero también por la fórmula que ha encontrado el gobierno de coalición para informar a los españoles al respecto.

Este martes 24 de marzo, el diario español ABC ha recogido, con el testimonio de sus corresponsales, cómo es el proceso informativo de la crisis del coronavirus en otros países como Estados Unidos, Italia o Francia, dejando ver que Pedro Sánchez y su gobierno están a la cabeza en el primer mundo, pero filtrando preguntas e imponiendo a la figura del censor, en este caso en manos de Miguel Ángel Oliver, el secretario de Estado de Comunicación.

«Esto es algo ‘impensable’ en los países de nuestro entorno geográfico, cultural y democrático», destaca el periódico español, al poner como ejemplo lo que sucede en la Casa Blanca, donde se «limita el acceso de periodistas a un tercio de los asientos de la sala de prensa por motivos de seguridad para no infectarse. Pero quién entra y quién no lo decide la asociación de corresponsales, no la Presidencia», según indica David Alandete, corresponsal en Washington que indica que es el propio Donald Trump quien asigna el turno de pregunta, «sin dejar a nadie fuera».

En el caso de Italia «no se filtran las preguntas», allí los periodistas tienen total libertad de hacer las preguntas que consideren pertinente al director de Protección Civil que comparece diariamente con un profesor o mñedico que le acompaña en cada una de las ruedas de prensa, «Si un periodista no queda satisfecho con la respuesta, puede insistir. No se filtran las preguntas», afirma el corresponsal en ese país, Ángel Gómez Fuentes, quien destaca que el primer ministro, Giuseppe Conte, ha permitido a los periodistas hacer sus preguntas siempre que se ha presentado ante los medios para informar de los decretos aprobados, y adicionalmente, se mantenido dando entrevistas a distintos medios italianos.

En el caso de Francia, las comparecencias es «impensable» que se filtren las preguntas de los medios de comunicación, «a diario, a última hora de la tarde, comparece el director general de Sanidad acompañado -no siempre-, por el ministro. Dan las cifras del día y caben preguntas libremente», afirma el corresponsal del ABC en Paris, Juan Pedro Quiñonero, quien añade que en las ruedas de prensa de ese país se conceden «a tumba abierta».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído