El Gobierno, que el 26 de marzo había devuelto 'solo' 9.000 test fraudulentos, admite ahora que tendrá que sustituir más de 640.000 que son 'chungos'

A Sánchez y sus ministros los engañaron como a chinos: «En el prospecto de los test ponía que no servían para el coronavirus»

En el capítulo que hace referencia a las limitaciones de su producto, la propia compañía fabricante reconoce la incapacidad para poder tener un diagnóstico certero utilizando su dispositivo

A Sánchez y sus ministros los engañaron como a chinos: "En el prospecto de los test ponía que no servían para el coronavirus"
Pedro Sánchez y su ineficaz Gobierno de coalición. PD

De escándalo, indignante e inmoral es el macabro negocio está haciendo el presidente Xi Jinping con la crisis del coranovirus, que China ha exportado a Europa y países medio mundo, a los que ahora venden a precio de oro los chinos material sanitario de protección y pronto la vacuna.

Dicho esto, subrayar que no han sido las autoridades de Pekín las que han engañado como chinos a Pedro Sánchez, sus ministros y equipo de expertos, colocándoles una partida de test rápidos que no sirven para para detectar el virus.

El Gobierno socialcomunista, que el 26 de marzo había devuelto ‘solo’ 9.000 test fraudulentos, admite ahora que tendrá que sustituir más de 640.000 que son ‘chungos‘.

Al acabar el Consejo de Ministros de este viernes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, cantó como una gallina:

 «Los test rápidos cuya sensibilidad es menor que la establecida en las especificaciones técnicas del fabricante fueron detectados en un lote determinado y controlado de una partida de 8.000 test que se entregaron el pasado fin de semana a la Comunidad de Madrid. Estos 8.000 test formaban parte de una compra por parte del Ministerio de Sanidad de 640.000 pruebas rápidas de detección de coronavirus cuya totalidad no había llegado todavía a España».

El Ministerio de Sanidad, a cuyo frente está un catalán socialista licenciado en Filosofía y Letras, se los compró a una empresa china que, según la embajada de Pekín en Madrid, no tiene licencia.

Con un intermediario español, cuya identidad no revela el Gobierno socialcomunista, sn que se sepa si es debido a la Ley de Protección de Datos o a que es un amiguete de un sociata y se lo llevaba crudo.

O sea que el Gobierno Sánchez ha comprado miles de test del virus en ‘los chinos’ -los populares bazares de ‘todo a un euro’- en vez de adquirir en las empresas chinas autorizadas, por lo que les han engañado ‘como a un chino’, y ya tenemos otro ejemplo de la chapuza nacional.

Y por si eso fuera poco, este 27 de marzo de 2020, Nuria Ramírez de Castro revela en ‘ABC‘ que el prospecto de los test defectuosos comprados a China ya advertía de que no eran eficaces para detectar el coronavirus.

Un WhatsApp sobre lo que está haciendo la ciudadanía confinada en casa con el libro autobiográfico de Pedro Sánchez.

Como no entra dentro de lo imaginable que los expertos de Sánchez no sepan leer, sólo restan dos posibilidades: no saben inglés y por tanto no entendieron lo que pone el papel o ni se molestaron en echarle un vistazo a las instrucciones de uso.

  • «Debido a la limitación del método de detección, el resultado negativo de la prueba de este reactivo no puede excluir la posibilidad de infección».
  • «El resultado de este producto no puede ser considerado como un diagnóstico confirmado».
  • «En la fase precoz de la infección, el test puede resultar negativo porque el antígeno 2019-nCov todavía no ha aparecido en la muestra».

Estas tres leyendas aparecen en el prospecto que acompaña a cada uno de los test de diagnóstico rápido que el Gobierno de España adquirió a la empresa china Bioeasy.

En el capítulo que hace referencia a las limitaciones de su producto, la propia compañía fabricante reconoce la incapacidad para poder tener un diagnóstico certero utilizando su dispositivo.

Sin embargo, fue el propio presidente Sánchez quien garantizó la compra de test de diagnóstico rápidos «fiables» y con todas las garantías necesarias.

«Ya se ha materializado la compra y la puesta en marcha de los test rápidos, algo muy importante. Se trata de test fiables y homologados. Este último punto es muy importante porque deben contar con todas las garantías sanitarias», dijo en su comparecencia del pasado sábado desde La Moncloa.

¡Joder qué tropa!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído