En Extremadura denuncian que el Ministerio de Sanidad “ordenó” ocultar el número real de fallecidos por coronavirus

PSOE y Podemos, tras los pasos de China: ocultar el número real de fallecidos por COVID-19

PSOE y Podemos, tras los pasos de China: ocultar el número real de fallecidos por COVID-19
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez PD

China habría maquillado descaradamente las cifras del total de fallecimientos registrados por el COVID-19. El reporte de las siete funerarias más grandes de Wuhan desvelan que, diariamente, se entregaron los restos cremados de al menos 500 personas. Unos datos que desvelan que la cifra oficial de 3.309 fallecidos estaría muy por debajo de la real.

El reconocido periodista Jaime Bayly explicó, desde Miami (Estados Unidos), que “los crematorios de toda la provincia de Hubei incineraban a un promedio de 3.000 a 5.000 fallecidos de coronavirus cada día. Y los chinos han tenido la gigantesca desfachatez de mentirle al mundo diciendo que murieron 3.200 personas por coronavirus”. Sin embargo, no es el único dato al que se refiere para apuntar a millones de fallecidos por el COVID-19, ya que también destacó que “desde que comenzó el coronavirus, 2 millones de líneas telefónicas han sido desconectadas”.

La estrategia de China, que la convirtió momentáneamente en un ejemplo internacional y en el orgullo de los ‘progres’, ahora comienza a desmoronarse. Sin embargo, denuncias apuntan a que el PSOE y Podemos estarían adoptando la práctica de ‘maquillar’ los datos tanto de fallecidos como del total de contagiados.

“Órdenes” comunistas

El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, denuncia que existe «una orden» de «ocultar el número real» de fallecidos por coronavirus en la región extremeña. A su juicio, dicha práctica supone una «estrategia» que tiene un nombre, pero indica que, «por respeto», no la desvelará aún. No obstante, considera que explicaría situaciones como las que se producen en Extremadura, donde «no puede ser» que mueran tantos mayores en las residencias y sean tan pocos los que estén dando positivo.

Monago plantea que «mueren muchas más personas por coronavirus de las que se dice» y, para demostrarlo, se remite a los datos disponibles: en Extremadura han muerto algo más de 130 personas y «no es verdad», ha señalado.

El dirigente del PP apunta a que el Gobierno, a través de una directriz de los ministerios de Sanidad y de Justicia, está anulando las autopsias e indicando que la muerte por coronavirus sin test hay que anotarlas como «no confirmadas». Una práctica que no solo mejoraría las estadísticas (manipuladas) del gobierno de Pedro Sánchez, sino que evitaría demostrar que la crisis sanitaria está desbordada en todo el territorio nacional.

Monago explica que si muere una persona sin habérsele practicado el test, en el parte de defunción, y «bajo las indicaciones del Gobierno», hay que recoger como causa inmediata la última que se considere correcta, es decir, fallo multiorgánico, estrés respiratorio, o insuficiencia respiratoria aguda.

Forenses, atados de manos

Además, añade que se ha limitado la intervención de los forenses y sólo se harán autopsias a los casos de muerte violenta o en los que exista clara sospecha de criminalidad, según informa el Partido Popular en nota de prensa.

Monago ha subrayado que seguimos sin saber el número de contagiados y de fallecidos por coronavirus porque «no se han hecho test masivamente» y el consejero de Sanidad ha reconocido que algunos días se han hecho sólo 10.

En ese sentido, el dirigente del PP extremeño se ha referido a un documento de la gerencia del área de salud de Cáceres remitido a una residencia de mayores donde se dice que el SES «ha dado la instrucción de no tomar muestras de COVID-19 hasta nueva orden ya que muchas se estropean por la saturación de los laboratorios».

Justicia

Coincidiendo con la aparición de denuncias que apuntan a una manipulación de los datos oficiales de fallecidos, especialmente entre los ancianos, la fiscal general del Estado, Dolores Delgado (justamente la exministra de Justicia de Pedro Sánchez), ha dictado un decreto donde ordena el cierre de la investigación encomendada al fiscal Manuel Dolz por las muertes de ancianos en residencias de distintos puntos de España durante la crisis sanitaria del coronavirus.

Dolores Delgado sostiene que, tras la apertura de las diligencias de investigación que resultan pertinentes en las fiscalías territoriales de los lugares de ocurrencia de los hechos, como son la de Valladolid o Barcelona, ha decaído el objeto de las diligencias de investigación abiertas en la Fiscalía General.

Por tanto, la fiscal general del Estado considera que las diligencias «deben por tanto ser archivadas sin perjuicio de mantener en lo sucesivo y con las fiscalías territoriales investigadoras el cauce de comunicación previsto en el artículo 25 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal».

Más contagiados de los anunciados

La prestigiosa universidad británica Imperial College ha desmentido los datos anunciados por el gobierno del PSOE y Podemos. Los investigadores  calculan que en nuestro país habría entre un 3,7% (casi un millón y medio) y un 41% (19 millones) de población contagiada del COVID-19, siendo un 15% (siete millones) el valor medio estimado. Unos datos que superan ampliamente las cifras ofrecidas por socialistas y comunistas, por lo que podrían suponer un nuevo tropezón en la gestión de la crisis sanitaria o, aún peor, un intento por manipular a la población con fines políticos.

El documento del Imperial College, titulado ‘Estimando el número de afectados y el impacto de medidas no-sanitarias contra el COVID-19 en 11 países europeos’, se han calculado cuál es el porcentaje real de casos de cada país a través de un modelo bayesiano del ciclo de infección en 11 países europeos. Sin embargo, no son los únicos que apuntan en este sentido.

Eduardo Rodríguez Farré, especialista en Toxicología y Farmacología, fue quien asesoró a la OMS en la crisis del síndrome del aceite tóxico (aceite de colza) y a la UE sobre la encefalopatía espongiforme bovina (síndrome de las «vacas locas»). Ahora es el mismo que denuncia que «el número de casos de coronavirus [en España] es entre cinco y diez veces superior al que se da», como publica ABC.

El experto es el mismo que vuelve a dejar con ‘el culo al aire’ al PSOE y Podemos por la irresponsable realización de la manifestación del 8M y otras aglomeraciones con fines meramente políticos: “No solo esa manifestación que concentró a miles de personas [el 8M], cuando ya había gente confinada por la infección; también se autorizó la movilización ciudadana hacia Perpiñán el 29 de febrero para apoyar a Puigdemont. Sea el acto que sea a mi juicio autorizar esas concentraciones fue una irresponsabilidad política”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído