La ministra de Igualdad concedió unos minutos al buen amigo de Unidas Podemos, Alfredo Serrano Mancilla

La ‘incompetente’ Montero saca su lado más sectario en una entrevista con ‘el Jesucristo’ de Maduro: «La economía no es cosa de expertos»

La podemita también lanzó sus ataques contra el 'enemigo externo' por la escasez de materiales para combatir el COVID-19

La ministra de Igualdad del Gobierno socialcomunista, Irene Montero, concedió una entrevista al programa La Pizarra, presentado por el buen amigo de Unidas Podemos y ex de la fundación CEPS, Alfredo Serrano Mancilla, y de forma paradójica se atrevieron a hablar de economía quienes ya han dejado una profunda huella en Venezuela.

Desde allí, la marquesa de Galapagar se atrevió a analizar la pandemia del coronavirus a escala global, sin reconocer que su Gobierno ha actuado tarde y mal, sin asumir que estaban organizando la manifestación del 8M y trabajando en la propaganda cuando debían estar ocupados en prevenir lo que después se convirtió en tragedia.

«No puede ser que de repente nos encontremos en una situación en la que los equipos de protección individual para que los médicos y enfermeras se puedan proteger en un hospital no lleguen a un país, porque hay un mercado salvaje y una especulación salvaje con esos productos que son de primera necesidad… como todos los países están pidiendo todos esos productos a la vez para cuidar a la gente, se produce una especulación vergonzosa en la que al final la especulación y la economía se enfrentan a la vida, eso pone de manifiesto que no es una buena forma de organización social y económica», dijo la ministra, que aún está en cuarentena, con la verborrea que le caracteriza.

Pero sus palabras son aún más reveladoras cuando se atreve a hablar de economía, menospreciando la especialización de los expertos y abogando por esta nueva forma de gobernar en la que todos saben de todo:

«La economía no es una cosa de expertos que no tienen nada que ver con la política y la democracia, eso era una cosa que aquí en España pensaba mucha gente: ‘que gobiernen los expertos, que las decisiones económicas las tomen los expertos’, como si los economistas fuesen una cosa que nada tiene que ver con la democracia o con las instituciones públicas. Creo que eso ha quedado de manifiesto que no es verdad«, expresó Montero, quizás desmontado sin querer la mentira que tanto ha repetido Sánchez respecto del coronavirus, que las decisiones las han tomado los científicos.

Por si esas palabras no fueran suficiente para exponer su ignorancia respecto del funcionamiento de la economía, Montero añadió que «la economía es una forma de organización de recursos finitos para satisfacer las necesidades de todos y todas, y tiene que estar al servicio de la vida», y luego soltó una frase que perfectamente podría ser de la autoría de Nicolás Maduro, «aunque sea para enfrentarse a ella si las reglas de esa economía son incompatibles con que todos y todas podamos vivir con derechos garantizados».

Fueron parte de las palabras de la pareja del vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias, que también tenía noticias de su salud, y aseguró que ya no tiene síntomas de coronavirus aunque se encuentra a la espera de dar negativo en un nuevo test, que para ella, seguro hay por montones

‘El Jesucristo de la economía’ de Maduro

El 8 de diciembre de 2015, en un discurso televisado, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, calificó como «el Jesucristo de la economía» y «el teórico de la economía cristiana» a Serrano Mancilla, quien no ha dudado en manifestar su admiración por Podemos, como no iba a ser un fiel a la extrema izquierda española si 2014 consiguió su propio chiringuito en el Centro de Estudios Estratégicos Latinoamericano de Geopolítica (Celag), con sede en Quito.

Serrano Mancilla creó esa consultoría política, junto con dos miembros de Podemos -Sergio Pascual y Auxiliadora Honorato-, para dar continuidad a lo que había sido el Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), de cuya Comité Ejecutivo formaba parte, al igual que Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. Aunque nunca militó en Podemos, tiene una excelente relación con Iglesias, Errejón y compañía, pero sus lazos más íntimos los tiene con Juan Carlos Monedero, que está integrado en el Consejo Consultivo del Celag y que entre 2005 y 2010 fue asesor de Chávez.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído