El ministerio de Salvador Illa cuenta con un plan de pandemias elaborado desde 2005

La ‘trola’ que Pedro Duque le metió a El País: Sanidad deja en evidencia al ministro de Ciencia

El exastronauta afirmó en una entrevista que “no teníamos un plan de qué hacer en una pandemia”

La ‘trola’ que Pedro Duque le metió a El País: Sanidad deja en evidencia al ministro de Ciencia
Pedro Duque PD

Pedro Duque intentó defender la gestión sanitaria del Gobierno de Pedro Sánchez durante una entrevista con ‘El País’.

El Ministro de Ciencias afirmó que “no teníamos un plan de qué hacer en una pandemia”. Una fórmula para justificar los errores y la improvisación. Sin embargo, el Ministerio de Sanidad desmiente las palabras del antiguo astronauta.

En su página web, la cartera de Salvador Illa muestra que existe un “Plan de la Pandemia de la gripe” desde 2005. El documento, elaborado en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, pudo servir de base para combatir al coronavirus y evitar su rápida propagación por España.

El “Plan de la Pandemia de la gripe”, que desconocía Pedro Duque, plantea mecanismos que habrían sido aplicables en la lucha contra el COVID-19. Quizá, con la única salvedad de aumentar los metros de la distancia de seguridad recomendada.

Con un total de 13 anexos, el plan nacional establece hasta la solución jurídica para sumar el confinamiento de la población vulnerable, pero también el protocolo para la llegada de pasajeros a España y el protocolo de contactos en fases de alertas pandémicas de nivel 4 y 5.

Con toda la información en el portal de Sanidad, la versión de Pedro Duque para justificar la falta de datos sobre los test realizados diariamente se cae a pedazos.

“Eso está relacionado también con la velocidad a la que todo ha ido. No teníamos un plan de qué hacer en una pandemia. Ahora ya lo sabemos: lo que hay que hacer es poner muchísima más gente a recabar datos y recopilarlos en alguna autoridad central”, indicó el ministro de Ciencias en la entrevista.

Sin embargo, la falta de planes no fue un ‘lapsus’ que comentó una sola vez. Al contrario, lo atribuyó al resto de la Unión Europea: “Y nos hemos encontrado en Europa con que no teníamos unos planes hechos, concretos y operativos, ni leyes especiales. Y todo esto habría que haberlo hecho hace ya bastantes años”.

Polémicas declaraciones

El gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias están tocando todas las puertas para evitar tener que pagar por los errores e improvisaciones cometidas durante la gestión de la crisis sanitaria por el coronavirus.

Para lograrlo, el ministro de Ciencia e Innovación buscó en la culpa colectiva, la salvación de los responsables.

En una entrevista con el diario Expansión del 17 de abril, el astronauta afirmó que “los países debemos encarar con humildad que no supimos prepararnos».

Sin embargo, el ministro pasa por alto dos ‘detallitos’: los que fallaron en la preparación y activación de medidas eficientes fue el Gobierno (no los ciudadanos, ni los empresarios, ni la ‘derecha’) y que el PSOE y Podemos han sido tan nefastos en su gestión que han situado a España como el país con más muertes por cada 100.000 habitantes.

Lejos de caer en la técnica del ‘mal de muchos, consuelo de tontos’, los españoles esperan que la justicia investigue a los responsables del gobierno.

No solo por tomar medidas de forma tardía e improvisadas, sino por convocar a grandes manifestaciones como el 8-M, ocultar información a la población y conocer cuáles son esos negocios tan millonarios como opacos que están realizando con proveedores que destacan por traer material sin las licencias o defectuosos.

‘Tiempo de descuento’

El ministro también protagonizó otras polémicas declaraciones el 3 de abril.

“España es uno de los países del mundo con la esperanza de vida más alta. Gente que en otros países, con sus dolencias y su edad, ya hubieran fallecido hace tiempo, en España estaban viviendo una vida plena por la eficiencia de la sanidad española y esa gente es, desgraciadamente, a los que más afecta esta epidemia”, afirmó en una rueda de prensa.

Esta controvertida respuesta se ha producido tras haber sido preguntado por la situación de España en comparación con otros países. Asegura que no es sensato establecer comparaciones porque «no estamos seguros de que en todos los países se contabilicen los datos de la misma manera».

El mensaje ha generado una gran indignación entre los españoles, quienes critican que el mensaje no solo está lejos de empatizar con las familias afectadas, sino que resulta casi una burla hacia los ancianos.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído