CONTROLES A VARIOS KILÓMETROS DE LA MADRILEÑA PLAZA DE COLÓN, LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MANIFESTANTES

Sánchez amordaza la libertad y ordena a Marlaska impedir la manifestación contra el Gobierno socialcomunista

El 2 de mayo de 2020 también se prohibió otra marcha por La Castellana

Sánchez amordaza la libertad y ordena a Marlaska impedir la manifestación contra el Gobierno socialcomunista
Pedro Sánchez amordaza a los medios de comunicación, a la oposición y a los ciudadanos.

Ya no disimula un ápice y este 3 de mayo de 2020 ha sacado músculo para demostrar que utiliza el poder a su entero capricho.

Pedro Sánchez, a sabiendas de que esta jornada estaba prevista una manifestación móvil en la madrileña Plaza de Colón para protestar contra su Gobierno socialcomunista, no ha tenido mejor ocurrencia que levantar el teléfono y dar una orden precisa, bloquear los accesos a ese emplazamiento.

Así las cosas, los vehículos que se iban acercando al lugar vieron como había habilitados varios controles de la Policía Nacional que impedían seguir hasta ese punto.

Evidentemente, el presidente del Gobierno exigió a su titular del Ministerio del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que se procediera a cortar el tráfico no solo en el entorno de la plaza de Colón, sino también en las calles adyacentes. Y el último ‘mono’ en cristalizar el ordeno y mando del ‘okupa’ de La Moncloa fue el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco.

IDENTIFICACIONES EXHAUSTIVAS

Lo peor de todo no es ya la imposibilidad de que los ciudadanos puedan manifestarse en la calle, aunque sea desde su propio vehículo contra el Gobierno de Sánchez e Iglesias, sino que además quienes a lo mejor ni siquiera tenían la intención de pasar por la zona con su coche se vieron atrapados en esos controles donde se obligaba a todo el mundo a identificarse.

Cierto es que desde que se decretó el estado de alarma, las salidas de Madrid y alguna de las arterias más significativas de la capital de España han estado ocupadas por agentes de la Policía y de la Guardia Civil para proceder a controles aleatorios y que la identificación era obligatoria.

Pero quienes este 3 de mayo de 2020 han visto los dispositivos habilitados por la Delegación del Gobierno aseguran sin dudar que estos han sido mucho más numerosos que en los primeros días, en esas jornadas en las que ciertos ciudadanos trataban de acudir hacia sus segundas residencias o, simplemente, tratar de pasar un día de asueto fuera de la gran ciudad.

Nadie duda de que las identificaciones a las que se ha procedido en este domingo han sido un capricho ordenado desde La Moncloa para evitar precisamente el ruido mediático que a buen seguro se iba a propagar por las redes sociales.

UN BLOQUEO ESPERADO

No obstante, el temor a que esta manifestación fuese prohibida por la Delegación del Gobierno de Madrid era más que esperable.

El 2 de mayo de 2020 otra iniciativa de similar calado para protestar contra Sánchez e Iglesias por todo el Paseo de La Castellana fue igualmente censurada y con los agentes de Policía identificando y multando a las personas por llevar banderas de España.

Porque lo que le molesta a este Ejecutivo ya no solo es que el personal se manifieste contra ellos, sino que además les restriguen por los morros una bandera, la española, que ellos dicen representar, pero que pisotean en cuanto pueden.

Y solo hay que remitirse a las pruebas, quién es su socio de Gobierno, a quien el himno de España le parece una «cutre marcha fachosa» o los nacionalistas-separatistas-proetarras de PNV-ERC-Bildu que, en sus distintas formas de pronunciarse, coinciden en señalar que la gobernabilidad de este país les importa un pepino.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído