La Benemérita está convencida de que habrá evidentes escenarios de conflicto social

La Guardia Civil advierte a Sánchez de lo que se le viene encima: «Existe una alta probabilidad de protestas y disturbios»

La nefasta gestión sanitaria del Gobierno de Pedro Sánchez y una crisis económica serán los detonantes de las manifestaciones

La Guardia Civil advierte a Sánchez de lo que se le viene encima: "Existe una alta probabilidad de protestas y disturbios"
Pedro Sánchez y la Guardia Civil PD

La Guardia Civil confirma el temor del Gobierno de Pedro Sánchez: los españoles saldrán a las calles para exigirles responsabilidades.

Un documento confidencial de la Benemérita, que se ha filtrado a la prensa, plantea cuáles son los retos que afrontará el cuerpo de seguridad mientras dure la desescalada y cómo se tendrán que hacer frente a ellos.

El informe, titulado ‘Actuación en el marco de Transición hacia una Nueva Normalidad’, advierte al Gobierno de Pedro Sánchez de que, en los próximos meses, existe una “alta probabilidad” de que aumente la conflictividad social y, por ende, provoque “de manera puntual” protestas y disturbios.

La Benemérita especifica que hay riesgo real de “actos de sabotaje contra infraestructuras críticas o edificios vinculados a los partidos políticos”. A los que suma otras «alteraciones de orden público por motivaciones políticas o de corte separatista”.

Los detonantes del conflicto social son la nefasta gestión sanitaria del Gobierno del PSOE y Podemos para combatir el COVID-19, así como el impacto económico que se vivirá en la sociedad. En especial, por los ciudadanos “afectados por ERTE o despidos”.

Sin embargo, no serán los únicos, ya que la Guardia Civil también prevé movilizaciones de los “sectores de producción o servicios que se puedan considerar perjudicados por el mantenimiento de las restricciones y limitaciones”.

¿Los principales focos de conflicto?, pues “aquellas áreas geográficas que se consideren marginadas por la aplicación asimétrica de las medidas de desconfinamiento” y “en aquellas zonas más deprimidas económicamente”.

La Guardia Civil también ve riesgos de manifestaciones por “el incumplimiento de normas de conducta”, “las medidas de autoprotección” y la prohibición de celebrar las fiestas patronales.

Incluso, la Benemérita prevé un repunte de las protestas independentistas en Cataluña, “alteraciones de orden público por motivaciones políticas o de corte separatista”.

Censura en las redes

A pesar de la polémica que se generó tras descubrirse que Pedro Sánchez utiliza a Guardia Civil para “minimizar” las críticas online contra el Gobierno, el cuerpo de seguridad seguirá en las redes sociales.

En el documento indica que existe una alta posibilidad de movimientos de conflictividad social, “por lo que se hace necesaria la observación de la actividad de redes sociales, foros, etc. Y habrá que tener en cuenta”.

“El empleo de Internet para la generación de episodios de desinformación (“bulos”) así como apología del quebrantamiento de las normas”, señala el informe.

En este sentido, estiman una prioridad hacer un «seguimiento y monitorización permanente» del «uso de Internet para evitar actividades delictivas, así como de apología del quebrantamiento de las normas y que pueden tener como objeto «acciones no compatibles con el ordenamiento jurídico”.

Más delitos

En cuanto a la delincuencia, la Guardia Civil prevé un aumento de los robos en viviendas, sobre todo en segundas residencias, establecimientos comerciales e instalaciones agrícolas y ganaderas y los delitos contra los colectivos más vulnerables, menores, mayores, violencia de género, delitos de odio, etc.

En el ámbito del terrorismo, si bien no hay ninguna amenaza concreta hasta el momento, «es preciso tener en cuenta la capacidad del terrorismo yihadista en Europa», apuntan.

El CNP contra el Gobierno

Las manifestaciones no son el único problema que afrontará el Gobierno de Pedro Sánchez. En los juzgados, ya se acumulan las querellas y demandan por los presuntos delitos cometidos durante la gestión sanitaria del COVID-19. Una de ellas, de la propia Policía Nacional.

El sindicato policial Jupol (Justicia Policial) presentó una querella contra Pedro Sánchez y su equipo por la nefasta gestión sanitaria de la crisis del coronavirus y por arriesgar la vida de todos los agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

La medida legal tiene una gran importancia, tomando en consideración que Jupol tiene ocho de los catorce representantes sindicales del Consejo de la Policía.

El secretario general del sindicato policial, José María García, anunció que acudirán a los tribunales contra la «gestión nefasta» que el Ejecutivo está realizando de la crisis sanitaria en lo referido a la seguridad de los agentes.

«Se ha puesto en riesgo la salud de todos los miembros del Cuerpo Nacional de Policía, ocasionando consecuencias fatales para varios de ellos», asegura José María García.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído