El vídeo viral mostraba a figuras del PSOE y Podemos como ‘dianas’ de tiro

Echenique ya podrá dormir tranquilo: la Guardia Civil detiene al exmilitar que disparó a su foto

La Policía Nacional identificó al sujeto que fue militar y que ahora se desempeña como taxista

Pablo Echenique ya podrá dormir tranquilo.

Nadie disparará de nuevo contra su foto o la de sus compañeros de Podemos o el PSOE.

Un grupo de Agentes de la Guardia Civil detuvo a un exmilitar que fue grabado utilizando como ‘diana’ la foto del portavoz de Unidas Podemos.

En la práctica de tiro también se usaron las imágenes de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno; Irene Montero, ministra de Igualdad; Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno; y Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior.

La Policía Nacional fue quien identificó al exmilitar que disparó contra las fotografías de los miembros del Gobierno, presentando la información a la Fiscalía.

Hasta la fecha solo se conoce que el sujeto es un antiguo miembro de las Fuerzas Armadas y que en la actualidad trabaja como taxista.

La investigación se centró sobre este hombre tras localizar en un polígono de Málaga la armería deportiva donde se grabó el vídeo difundido en redes sociales y que puso de los nervios a Pablo Echenique y a Pablo Iglesias.

A pesar de la detención, la Policía Nacional prosigue con las indagaciones en torno a la grabación de este vídeo que llevó ayer a la Abogacía del Estado a anunciar que llevaría el caso ante la Fiscalía.

El polémico vídeo

La grabación inicia con una cámara acercándose a una foto del portavoz de Podemos. No es la única.

A su lado se encuentra Pedro Sánchez, presidente del Gobierno; Irene Montero, ministra de Igualdad; Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno; y Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior.

Todos tienen algo en común: son dianas en una práctica de tiro con escopeta.

En el vídeo se puede escuchar que, tras mostrar a los políticos del PSOE y Podemos, se dictamina “sentencia”. A lo que se procede a una especie de ‘fusilamiento’.

Un hombre, con escopeta en mano, dispara contra los objetivos. El primero en ‘caer’ tiene la foto de Fernando Grande-Marlaska, dejándose para último lugar a la imagen de Pablo Echenique.

Las imágenes fueron subidas a las redes sociales por el periodista de izquierdas Miguel Ramos. A pesar de que no detalla cuándo o por quién fue tomada la grabación, sí hace un guiño a que se puede tratar de agentes de la policía y que se trata de un contenido que está circulando por grupos de WhatsApp de agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

“Prácticas de tiro con las fotos de Pablo Iglesias, Irene Montero, Pedro Sánchez, y Grande-Marlaska. La escopeta que utiliza quien dispara a cara descubierta parece una Franchi SPS 350, una de las que usa la Policía”, anunció en las redes sociales.

Las imágenes salen a la luz justamente en el aumento de la tensión entre la Guardia Civil y la Policía Nacional con el Gobierno de Pedro Sánchez a raíz de las ‘purgas’ de Marlaska. A lo que se suman las fantasías de Podemos sobre golpes de Estado o intervenciones para sacarles del poder.

“Gritan «¡Sentencia!». Dispara con una escopeta a fotos del Ministro del Interior, del Presidente del Gobierno, del Vicepresidente, de la Ministra de Igualdad y a una mía. A cara descubierta. Risas. Pulserita con la bandera de España en la muñeca”, publicó el portavoz de Podemos preocupado.

Doble moral

El vídeo hizo que tanto figuras del PSOE como de Podemos se ‘rasgasen las vestiduras’, algo que curiosamente no hicieron cuando desde la extrema izquierda se realizaron unas acciones similares contra el PP o Casa Real.

Por ejemplo, el 13 de abril del año 2019 los separatistas catalanes, socios del Gobierno de Pedro Sánchez, se reunieron en la feria agrícola y ganadera El Mercat del Ram en Vic el, allí se habían dado cita para tirar dardos a una imagen del Rey Felipe VI.

Los socialistas y comunistas tampoco ‘patalearon’ cuando, en 2016, los miembros de la Juventudes Socialistas de la Vega Baja se mostraban rodeando a una guillotina en sus manos tenían la cabeza de Mariano Rajoy.

Mucho menos generó indignación entre el PSOE y Podemos pactar con Bildu, pese a que rechazan criticar los ataques terroristas de ETA.

La extrema izquierda y sus medios de comunicación afines tampoco demostraron tal rechazo o indignación ante las constantes quemas de las fotos de Felipe VI y otros miembros de la Monarquía.

Unos constantes ataques a la Casa Real que llevaron a que, incluso, periodistas afines a Podemos se mostrase a favor de utilizar la “guillotina” con las Infantas, sin importarle que fueran menores de edad.

Una situación que se extiende a cuando el barrio de la Macarena (Sevilla) quedó lleno de carteles amenazando de muerte a Santiago Abascal y sus votantes.

Una situación que se vivió más recientemente, el 11 de junio de 2020, cuando un grupo de seguidores de Podemos amenazaron de muerte a los integrantes de VOX en Galicia, al grito de: “Se os va a acabar. Y esta vez vais vosotros a las cunetas”.

Todo parece que la izquierda son ‘valientes guerrilleros’ de la libertad de expresión cuando les conviene, pero con una piel ‘muy fina’ cuando el viento sopla en contra.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído