El Ejecutivo reduce a una cuestión de Unidas Podemos el lío con la exasesora del hoy vicepresidente segundo

El Gobierno Sánchez deja sin cobertura a Iglesias en el escándalo del ‘móvilgate’ de Dina Bousselham

María Jesús Montero: "Alguna vez he dicho que yo no voy a hacer de intérprete del señor Iglesias"

El Gobierno Sánchez deja sin cobertura a Iglesias en el escándalo del 'móvilgate' de Dina Bousselham
Dina Bousselham y Pablo Iglesias.

El Gobierno Sánchez se pone de perfil en el escándalo que le ha estallado en todos los morros a Pablo Iglesias.

El Ejecutivo socialcomunista no quiere que le salpique un asunto bastante turbio que afecta a su vicepresidente segundo y tampoco está por la labor de tender una mano para rescatarle de este escandalazo.

Tal y como cuenta la siempre sagaz Ketty Garat en Libertad Digital, Moncloa ha calificado de «lío» el problema al que se enfrenta el número tres del Gobierno y la consigna es clara y meridiana, echar balones fuera.

Lo cierto es que sigue generando bastante ruido mediático el giro de guion que ha dado el caso de la tarjeta del móvil supuestamente robado a la que fuera asesora del líder de Unidas Podemos, Dina Bousselham.

Iglesias pudo vender durante tres largos años la hipótesis de que tras la sustracción del terminal telefónico estaban las cloacas del Estado, pero ahora la Audiencia Nacional no ha picado el anzuelo y no solo ha despojado al podemita de su condición del víctima, sino que encima le ha puesto en la diana judicial.

Además, vistos los problemas que Iglesias ha tenido con determinados miembros del Consejo de Ministros, no resulta descabellado pensar que dentro del Ejecutivo hay quien se frota las manos ante los apuros por los que atraviesa el vicepresidente segundo.

Y para prueba, un botón. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del 26 de junio de 2020 fue la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, quien dejó sentenciado al vicepresidente segundo al retirarle toda cobertura y reducir la cuestión a un problema del líder de Unidas Podemos.

Dicho en plata, solo le faltó a la también ministra de Hacienda decirle a Iglesias que con su pan se lo coma:

El Gobierno no habla de cuestiones que están en este momento ‘incursas’ en una investigación judicial con las actuaciones considere que tengan que haber lugar. Yo sobre las declaraciones personales de Pablo Iglesias no voy a entrar. Alguna vez he dicho que yo no voy a hacer de intérprete del señor Iglesias.

Asimismo, precisó que no van a entrar en una defensa apriorística a la figura del vicepresidente segundo del Gobierno y resaltó que el único objetivo que tiene en mente en gabinete es en sacar a España de los efectos que ha provocado la pandemia por el coronavirus:

Estamos trabajando con toda nuestra energía, incluido por supuesto el vicepresidente segundo y todos los miembros del Gobierno, en intentar que nuestro país se recupere lo antes posible en la situación económica fruto de la pandemia y que la seguridad y el control de los brotes sea una realidad en nuestro día a día.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído