Es uno más de los grandes desplantes del Gobierno ante los caídos por el coronavirus

Marlaska ordena a la Guardia Civil evitar el uniforme en los homenajes a las víctimas del COVID-19, mientras Sánchez se da a la fuga a Portugal

El ministro de Interior mantiene su presión dentro de la Benemérita para cumplir con los objetivo e imagen favorable al PSOE-Podemos

Marlaska ordena a la Guardia Civil evitar el uniforme en los homenajes a las víctimas del COVID-19, mientras Sánchez se da a la fuga a Portugal
Fernando Grande-Marlaska PD

Fernando Grande-Marlaska sigue ‘asfixiando’ a la Guardia Civil.

El Ministro del Interior está presionando a los agentes para evitar que utilicen el uniforme en homenajes y funerales de las víctimas del COVID-19.

Incluso, en aquellos destinados a miembros de la Benemérita. Como aquellos que están previstos en dos ciudades españolas (Logroño y La Coruña) por la muerte del teniente coronel Jesús Gayoso Rey, del Grupo de Acción Rápida (GAR).

Como adelanta Carlos Cuesta en OkDiario, “el ministro teme que esos homenajes de los funerales alberguen críticas airadas y evidentes al Gobierno por su nefasta gestión del COVID-19 y por las intromisiones del Ejecutivo lanzadas a raíz de la investigación judicial del 8-M y de la destitución del coronel Pérez de los Cobos”.

El reconocido periodista destaca que el ministro dio la orden verbalmente a los mandos de la Guardia Civil, dejando claro que solo deberán participar en los actos vestidos de civil y sin ningún signo que les identifique como agentes de la Benemérita.

La petición incrementa la tensión dentro de la Guardia Civil contra Grande-Marlaska. No en vano, vienen arrastrando anteriores choques como las fulminantes purgas para evitar la investigación de la responsabilidad del Gobierno en la gestión sanitaria del COVID-19 y el abandono a los agentes, quien carecieron de material de protección pese a estar en la primera línea de riesgo.

La decisión de prohibir el uso de los uniformes también supone un desplante a la familia de las víctimas del COVID-19. Una más de una larga lista.

Fuga a Portugal

Pedro Sánchez ‘plantará’ a los familiares de los caídos por el coronavirus que, este 6 de julio, se reunirán para celebrar un funeral en la Catedral de La Almudena. Un acto en el que sí está prevista la presencia de toda la familia real.

Para justificar su ausencia, el líder del PSOE programó un viaje a Lisboa (Portugal). Sin embargo, el presidente del Gobierno no puede alegar desconocimiento sobre la fecha de este primer reconocimiento litúrgico que será presidido por los Reyes de España, Felipe VI y Letizia.

Sin embargo, como Sánchez tiene rabo de paja y teme muy mucho que se le queme, ha optado por autoimponerse una reunión con el primer ministro portugués, Antonio Costa, en Lisboa.

Normalmente, este tipo de reuniones bilaterales suelen organizarse con mayor tiempo, no a toda prisa, además con nocturnidad y alevosía.

Porque, tal y como cuenta Okdiario, los periodistas que suelen cubrir los actos del presidente del Gobierno de España fueron avisados por correo electrónico a las 22 horas del 4 de julio para acreditarse para un viaje que tendrá lugar en la mañana del 6 de julio de 2020

Ocultar el luto

El PSOE remitió a sus alcaldes una directriz directa: prohibido todo signo de duelo.

Así lo reconoció el alcalde de Vila-real, José Benlloch, el pasado 16 de abril.

El socialista se mostró contrario a la orden del partido por considerar necesario rendir un homenaje a los ‘caídos’ por el coronavirus. En COPE, el socialista afirmó que la orden llegó mediante un escrito que ha sido remitido desde la dirección nacional.

“El PSOE ha generado cierto debate en esta cuestión, incluso ha enviado una circular para que los pueblos gobernados por el Partido Socialista no mostráramos duelo en estos momentos”, explicó el alcalde de Vila-real.

A pesar de que sus compañeros de partido adoptaron sin cargo moral el acatar la orden del PSOE, él optó por rechazarla:

“Yo llevo corbata negra, he bajado las banderas y he hecho un minuto de silencio”.

«Para mi, por encima de todo está mi pueblo y la gente, que me consta y lo sé porque soy quien firma los entierros en esta ciudad», explicó. De hecho, consideró que «es de una dignidad importante» el mostrar el duelo por las víctimas que la pandemia.

Miguel Barrachina, presidente del Partido Popular en Castellón, consideró que es “escandaloso que el PSOE haya sido capaz de negar a las víctimas el debido respeto y duelo por parte de las instituciones públicas por puro interés político”.

Para el dirigente popular, “es la muestra inequívoca de cómo está gestionando Pedro Sánchez esta tragedia sanitaria: ocultando la verdad a los españoles para evitar convertirse en víctima política de la pandemia”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído