Interior releva a la Guardia Civil sin ningún tipo de explicaciones, más allá de las quejas del 'marqués de Galapagar'

Marlaska cede al capricho de Iglesias y coloca a la Policía Nacional a custodiar el casoplón de Galapagar

El líder de Unidas Podemos, en sus tiempos de antisistema, llegó a tachar a los policías de "matones"

Marlaska cede al capricho de Iglesias y coloca a la Policía Nacional a custodiar el casoplón de Galapagar

Se pasan la ley por el arco del triunfo.

El Gobierno socialcomunista cree que todo el monte es orégano y que puede manejar y cambiar todas las cosas a su antojo.

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno, no estaba nada satisfecho con la labor desplegada por la Guardia Civil en relación a la guardia y custodia de su casoplón en Galapagar, en la sierra norte de Madrid, y exigió al Ministerio del Interior que tomase medidas al respecto.

La exigencia caprichosa del líder de Unidas Podemos era que la Benemérita fuese reemplazada por la Policía Nacional y de hecho desde el 23 de julio de 2020 ya se ha podido ver vigilando a policías en la zona. Además, de paisano.

Fernando Grande-Marlaska es incapaz de ponerse firme ante Iglesias, lo que ha llevado al titular de Interior a cometer una ilegalidad de libro porque competencialmente no le corresponde a los agentes policiales la vigilancia del chalet podemita.

El sindicato mayoritario de la Policía, Jupol, ha subrayado que sus afiliados y los miembros de todo el Cuerpo no tienen entre sus competencias la vigilancia del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero y ha exigido al ministro del ramo que rectifique inmediatamente.

Desde Jupol se ha denunciado que esta orden del Ministerio del Interior es «completamente ilegal» y choca frontalmente con la Ley Orgánica 2/1986, del 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El secretario general de Jupol, José María García, se ha pronunciado con contudencia:

Nuestra postura es la de una oposición frontal y absoluta a esta decisión. Nosotros no entendemos los motivos que han llevado al Ministerio del Interior a realizar ahora esta modificación en las funciones de vigilancia de la vivienda unifamiliar de Pablo Iglesias e Irene Montero, que antes custodiaba la Guardia Civil, sin ni siquiera dignarse a relatar los motivos.

Añade esta fuente del sindicato policial que:

Lo único que puede acarrear esta decisión es un perjuicio para la imagen pública que tiene actualmente la Policía Nacional, y que se había visto reforzada durante la pandemia sanitaria del Covid-19.

La Policía Nacional ha encontrado el respaldo del Cuerpo que hasta hace unas horas se encargaba de la vigilancia de la residencia del vicepresidente podemita.

La Guardia Civil, a través de la Unión de Oficiales de la Benemérita, se pregunta por las razones de este cambio de criterio y exige al ministro Fernando Grande-Marlaska que ofrezca explicaciones detalladas sobre el relevo.

Asimismo, a los agentes del Instituto Armado les sorprende el hecho de que ahora Pablo Iglesias reclama la vigilancia policial cuando no hace mucho tiempo trataba a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía como unos auténticos esbirros del poder.

Como prueba irrefutable del pensamiento del líder de Unidas Podemos, la Unión de Oficiales aporta un tuit del político morado cuando dejaba negro sobre blanco sus pensamientos sobre la alergia que le producían las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado:

Tremenda tercera cacerolada en el casoplón de Iglesias en Galapagar

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído